Los retos de la auditoría operativa

Intervengo hoy en Barcelona dentro de la Jornada de Auditoría del Sector Público que organiza el Colegio de Censors Jurats de Catalunya. Me toca hacer un repaso de las actuaciones de auditoría operativa en España así como presentar el estado de la cuestión en algunos países de vanguardia en las mejores prácticas. 

Suele recriminarse a los órganos españoles de control externo (OCEX) que hacen pocas auditorías de gestión. Es cierto. Son Instituciones inicialmente concebidas para fiscalizar la regularidad de la rendición pública de cuentas (¡la cuenta general!). Hasta tiempos recientes no se han planteado colaborar activamente en la mejora de la gestión en el sector público. Las razones son variadas y se relacionan con la tradición de una Administración orientada a los Inputs y al control del fraude. Era aquel auditor que tenía “corazón de feldespato”.

Sin embargo, hoy muchos son los OCEX de toda España que incorporan a los programas anuales de fiscalización informes de auditoría operativa, al amparo de una normativa que respalda sus análisis de eficacia, eficiencia y economía. Hemos comentado en el blog muchas de ellas.

Aprendiendo de los mejores

Diríamos que países de tradición anglosajona son el paraíso de las auditorías de gestión. Basta con analizar los títulos de los trabajos de la GAO norteamericana o la NAO británica para comprobar que no se parecen a nada a los nuestros.

 Baste recordar que, a mediados de la década pasada, la GAO renovó su nombre manteniendo las siglas: antes, General Accounting Office (GAO) y hoy: Government Accountability Office. No es unsimple cambio estético sino muy profundo; publica algunos informes que pondrían los pelos de punta a los más leguleyos, Así, sobre temas tan delicados como la seguridad nacional o aeroportuaria. En este caso probaron que era posible superar la seguridad de varios aeropuertos norteamericanos, pasando sus controles con varios componentes de artefactos explosivos ocultos entre el “equipaje de mano”. Unos explosivos obtenidos con productos adquiridos en las tiendas locales y a través de internet, por menos de 150 dólares. Toda una auditoría de gestión aeroportuaria.

 Sin embargo, el más interesante acercamiento al mundo de la gestión lo ofrecen las extraordinarias guías de buenas prácticas que elabora la NAO inglesa (los australianos no se quedan a la zaga) en busca de una gestión eficiente. La obsesión por el ahorro –que está en todas sus actuaciones- les llegó a decir en su memoria’2011: “La NAO está completamente comprometida a impulsar la mejora sostenible de los servicios públicos y el ahorro del dinero público … El reto al que se enfrentan nuestros clientes es la entrega de productos de alta calidad con menos dinero y con menos personal. Nos enfrentamos el mismo desafío. Nuestra autoridad e influencia dependen de practicar lo que predicamos, por lo que nuestra estrategia establece los planes para reducir los costos netos de al menos un 21% en términos reales, durante los próximos tres años… Reduciremos desde la subcontratación hasta nuestros gastos en viajes …”.

El año pasado aprobaron 60 informes de value for money en temas que van desde el aumento de la capacidad de pasajeros por ferrocarril a la reforma de la estrategia contra el cáncer. Como podéis imaginar, este año la estrella es la Olimpiada 2012 que ha superado 7 auditorías desde el inicio del proyecto en 2007 y que “sigue su curso para concluir a tiempo su trabajo en el Parque Olímpico, dentro del presupuesto y con las normas exigidas”. Sin embargo, la propia NAO advierte problemas porque el coste futuro de la seguridad local se ha duplicado en el último año: la última estimación es de £ 553 millones (23.700 guardias de seguridad frente a los 10.000 estimados).

Compleja herramienta de mejora

Diríamos que la auditoría operativa es más una herramienta vinculada a la auditoría interna y a la Alta Dirección. Sin embargo, cobra mucha actualidad por la obsesión de los gobiernos en el Ahorro como nuevo paradigma de gestión, pues los gobiernos han corregido sus prioridades  recortando o eliminando muchos programas presupuestarios y se han embarcado –incluso antes de la crisis: mira esta entrada de febrero de 2007- en reformas de modernización administrativa.

Frente a la auditoría financiera, que exige una base académica de conocimientos de contabilidad y derecho –profunda, claro- la auditoría de gestión precisa formación en economía, ciencia política, sociología, estadística etc. A veces de otras materias que ni hemos soñado que utilizaríamos.

Frente a los métodos “estándar” de la auditoría de cumplimiento, cada auditoría operativa es distinta e incorpora una mayor libertad de criterio para el auditor. Pero todavía puede ser más difícil, cuando la auditoría es global.

El fenomenal Manual de Auditoría de Gestión del Tribunal de Cuentas Europeo (Ver) previene a los auditores para que tengan presente que, si llevar a cabo una auditoría de gestión “pura” constituye ya de por sí una tarea difícil, la auditoría global es todavía más compleja.

Por eso el Manual recomiendameditar cuidadosamente esas iniciativas y abordarlas sólo en aquellos casos en los que sea claramente posible obtener pruebas de auditoría suficientes, pertinentes y fiables, y emitir información clara, útil y oportuna que satisfaga tanto los objetivos de la auditoría de gestión como los de la financiera.

Algunos ejemplos en España

 Hemos comentado en esta bitácora algunas auditorías operativas como realizadas por la Cámara de Cuentas de Andalucía (así, la promoción deportiva) la Sindicatura catalana ( Seguridad ciudadana) o la Audiencia de Cuentas de Canarias ( desde la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior hasta la Política Turística) el Tribunal Vasco de Cuentas (ingresos tributarios) y el Consejo de Cuentas de Castilla y León ( Abastecimiento de aguas ) o la venerable Cámara de Comptos (Universidad) por mencionar sólo algunos de los más relevantes.

El propio Tribunal de Cuentas de España ha iniciado, hace ya unos años, una variante: los informes horizontales que van del más complejo -Universidades 2003- hasta los servicios funerarios , pasando por actividades de administraciones de menor dimensión (Planificación y el Desarrollo Urbanístico de los municipios costeros de Cantabria, 2006o el informe sobre la recogida de basuras en Aragón, 2004).También ha acometido la fiscalización operativa de una sola institución o parte de ella (así, la gestión de la Unidad de Grandes Empresas de la Agencia Tributaria).




Published by

Antonio Arias Rodriguez

Síndico de la Sindicatura de Cuentas del Principado de Asturias

5 thoughts on “Los retos de la auditoría operativa”

  1. Los que no tuvimos la suerte de asistir agradecemos mucho este resumen tan estructurado que recoge suficientes datos para poder investigar sobre el tema, si se quiere.
    Sobre todo Antonio, admiro este talento que tienes de estar actuando como protagonista y a la vez mensajero de la noticia. Siempre online.
    Las viñetas de Dilbert, súper. Las voy a poner el lunes en el corcho de la oficina.
    Enhorabuena!

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s