img_1205

La contratación no es labor para viejos

contas-apremia-al-sergas-a-que-mejore-la-eficacia-de-su-modelo-de-contratacionLa noticia que hoy nos proporciona La Voz de Galicia nos recuerda aquella película ganadora de cuatro oscars en 2007 y ambientada en la frontera norteamericana con México. El asunto tiene relación con el informe de fiscalización de la contratación del Servicio Gallego de Salud entre los ejercicios 2012 y 2014, y pone de manifiesto que la buena administración va más allá del cumplimiento de la legalidad. Exige estar en la vanguardia de los procedimientos y del servicio público, sobre todo en su moderna vertiente electrónica.

Así, el epígrafe I.1.3.3 del citado informe hace referencia a los sistemas dinámicos de adquisición como técnica de racionalización de la contratación pública. Se trata de un procedimiento de adquisición enteramente electrónico para compras de uso corriente. Seguir leyendo “La contratación no es labor para viejos”

La Inspección de Servicios contra el whatsapp

femp-contra-el-whatsapp

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) acaba de aprobar Ordenanza tipo reguladora del Procedimiento Administrativo Común Electrónico en la Administración Local. El documento surge para facilitar la obligación de adaptar las Ordenanzas y Reglamentos locales a las nuevas leyes de procedimiento y régimen jurídico en materia de administración electrónica. Una propuesta de norma que es transcendental y de la que ha sido coordinador general el Secretario del Ayuntamiento de Alzira, Victor Almonacid.

Sin embargo, esta valiosísima aportación no va a estar exenta de polémica, porque en su artículo 109 propone sancionar a quien durante la jornada de trabajo consulte o responda las redes de mensajería instantánea. “Se considera falta leve el uso por los empleados públicos durante la jornada de trabajo de redes de mensajería electrónica a través de sus dispositivos móviles privados. Las Inspecciones de servicios controlaran regularmente su observancia”.

El texto, que debe ser matizado durante el proceso de aprobación de la ordenanza respectiva, intenta combatir la perdida de productividad y tiempo ocasionada por estas prácticas. En su apoyo, un estudio llevado a cabo por la consultora McKinsey, según el cual los trabajadores altamente cualificados emplean un 10% de su tiempo de trabajo en leer y responder estos mensajes. Sin embargo, acepta pacíficamente que los Altos Cargos electos de la corporación puedan recurrir a estas prácticas en sus teléfonos móviles.

A partir de ahora, se abren muchas incógnitas para concretar las faltas disciplinarias. Algunas en clave de humor: ¿Será castigado igualmente quien realiza la consulta en el baño? Las inspecciones de servicios más proactivas ¿podrán enviar mensajes trampa a los trabajadores? y si detectan el doble tic ¿podrán usarlo como evidencia de su consulta? Vaya tela.

Otras dudas planteadas son de importante calado jurídico, como la necesidad de que la tipificación concreta debiera preverse en una norma con rango de ley (art. 95.4 EBEP) o si puede encajar suficientemente en la genérica falta de rendimiento que afecte al normal funcionamiento de los servicios.

Un viejo amigo sindicalista, ya jubilado, me comentaba a raíz de esta noticia: “primero nos quitaron el MARCA de la oficina, luego de fumar, ahora el móvil … ¿Qué será lo siguiente?

Ver la nota de prensa hecha pública este 28 de diciembre que intenta rebatir las críticas sindicales y defender tal previsión

robots-bailando

Viaje a la auditoría del futuro

marta-riera-y-antonio-arias
Con Marta Riera en el viaje al futuro

El último número de la revista Auditoria Pública incluye como artículo de apertura un trabajo que firmamos la auditora Marta Riera y yo. Se trata de un ejercicio de imaginación sobre como será la Administración y su control en el año 2041. Para entonces, si sobrevivo –y vosotros si Donald Trump no la arma- yo llevaré unos años jubilado, mientras que mi joven colaboradora estará en lo mejor de su carrera profesional.

Pocos artículos han divertido tanto a los autores como este. De esa visita al futuro (prometimos guardar secreto de los pormenores del viaje, espero que lo comprendáis) concluimos que las organizaciones se caracterizarán entonces por los siguientes elementos.

Hoy mismo, un ascensor del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA): “uso exclusivo robots”.

Uso intensivo (exclusivo) de la tecnología y la inteligencia artificial. Ya todo será tecnología (así lo veía yo en 2008) con teletrabajo y robots asistentes, generalizados como ayudantes y su versión en programas bots simulan conversaciones y lo hacen tan bien que muchos prefieren interactuar con ellos. Estos días El País avanzaba que la digitalización y la robotización destruirá más puestos de los que genera, alterando profundamente la misma idea de trabajo, las clases medias y trabajadoras, las costumbres sociales y nuestra propia visión sobre el mundo. De su efecto político, nos avisa Enrique Dans, en una de sus últimas entradas: “Prolongar la agonía del sistema anterior solo nos lleva a tasas de exclusión cada vez mayores, a tratar de estirar esquemas piramidales de forma insostenible y a generar una mayoría desencantada dispuesta a votar al presunto salvador – o payaso – de turno como si fuese su última esperanza”. Yo sin embargo, me quedo con la película ‘Yo, Daniel Blake’, premiada Palma de Oro en la pasada edición del Festival de Cannes, del director Ken Loach, que suele abordar historias de temática social. Mira esta dura crítica al sistema administrativo británico:

Transparencia y evaluación del desempeño. La generalización de los dispositivos móviles permite recoger la opinión de los usuarios en tiempo real sobre cualquier servicio prestado. Se empezó con los restaurantes o los hoteles y los usuarios de app’s colaborativas No tardarán en integrarse en los portales de la Administración y acabarán teniendo consecuencias para loa empleados públicos. Por otra parte, la evolución del conocimiento impone la acreditación temporal de muchas profesiones (titulaciones y puestos de trabajo) y los funcionarios deben renovarla cada lustro. Como apuntaba hace unos días José Ramón Chaves: “el servicio público no es un servicio al empleado público”.

El nuevo auditor como tecnólogo. El impacto de la tecnología en el trabajo de los auditores está siendo determinante. Una de las profesiones que más se han visto influidas por las herramientas tecnológicas. Hoy el auditor trabaja únicamente con su ordenador. Las organizaciones auditadas ya no usan libros contables sino sistemas informáticos que con frecuencia mantienen gran cantidad de contratos externos. Los riesgos del control interno tienen que ver con la tecnología y es un hecho incontestable la ciber-fatiga de las organizaciones ¡Pues no nos queda nada!

Espero que os guste. Memorandum de Autoevaluación del Auditor Juan Hernández

memo-autoevaluacion-jh

Ciber-fatiga tecnológica

kpmg-ciberfatigaUn reciente informe de KPMG apunta una tendencia clara: que muchas compañías empiezan a mostrar síntomas de “ciberfatiga”, un cierto cansancio ante la tensión constante que conllevan los nuevos riesgos tecnológicos y sus potenciales amenazas. Los profesionales de la informática reconocen que estos delitos ya no son una cuestión de “si ocurre” (condicional) sino del “cuándo ocurrirá”. Para el estudio, es un hecho que algunos directivos se agotan al plantear la misma discusión cada año, cada trimestre y cada mes: “el discurso de los ejecutivos de la sala de juntas es: tenemos que hacer más. Tenemos que gastar más para hacer más”.

La estresante solución no es otra que evaluar regularmente la eficacia de las inversiones en seguridad, desarrollar modelos de gestión de esos riesgos y actualizarlos continuamente para reflejar las amenazas emergentes. En el ámbito público, el problema es más grave, pues debe congeniarse con el principio de transparencia, como nuevo derecho ciudadano. En el Reino Unido la NAO recogía la cifra de 300 millones de libras la ciberseguridad de los ministerios, si bien cuestionándola y entendiendo que es una estimación muy inferior al gasto real.

kpmg-perfil-defraudadorEn otro informe de este mismo año, KPMG señala que el uso de la tecnología y la sofisticación del modus operandi ganan peso en la comisión de fraudes e irregularidades corporativas. El estudio, realizado por la multinacional auditora a partir del análisis de 750 casos de fraude investigados en 78 países, señala que los sistemas de monitorización de amenazas y Data & Analytics (D&A) son indispensables para identificar comportamientos anómalos o sospechosos. Seguir leyendo “Ciber-fatiga tecnológica”