astronautas-750x500

El auditor como tecnólogo

mg-inaugura

Todo se complica y evoluciona, claro. La gestión, por supuesto; pero la auditoría también. La semana pasada, el presidente del Instituto Rui Barbosa (centro de investigación y formación de los auditores públicos brasileños) y del Tribunal de Cuentas del Estado de Minas Gerais (TCEMG) inauguraba, a través de su presidente Sebastián Helvecio, un pionero centro tecnológico de tres pisos. Se trata de la introducción de un sistema de fiscalización de las facturas electrónicas en tiempo real relativas a un Estado con 3.352 organismos y entidades estatales y municipales, con una extensión territorial similar a Francia.

Recientemente, el diario Cinco Días reconocía que todas las grandes firmas del sector de auditoría, denominadas Big Four, ya han introducido la robótica de forma sistemática en la elaboración de informes de auditoría: “Se sirven de las primeras aplicaciones dotadas de inteligencia artificial para mejorar en el tratamiento masivo de datos”. Así, la Ernst & Young –cuarta del ranking– acaba de inaugurar en la Torre Azca de Madrid su primer Centro de Excelencia de inteligencia artificial y analítica de datos en Europa. Allí trabajan 200 ingenieros dando servicio a clientes de la firma repartidos por todo el mundo y formarán a profesionales de la firma en big data y análisis avanzado.  Seguir leyendo “El auditor como tecnólogo”

Instituciones de control y prevención de la corrupción. Ultimas novedades

consello-contas-plan-anticorrupcion-2017

A grandes rasgos, hay dos modelos para implantar la actividad de prevención de la corrupción. Un primer esquema pasa por su atribución a la Institución de Control Externo nacional o autonómica (experiencia portuguesa) mientras que la otra, exige constituir una agencia especializada en el fraude (modelo OLAF comunitario). No faltará quien piense que es suficiente con los mecanismos judiciales clásicos potenciando los medios de la fiscalía anticorrupción. Lo cierto es que los organismos internaciones son muy críticos con el actual escenario institucional. Repasamos, a continuación, el estado de la cuestión, actualizado con las últimas novedades.  Seguir leyendo “Instituciones de control y prevención de la corrupción. Ultimas novedades”

robots-bailando

Viaje a la auditoría del futuro

marta-riera-y-antonio-arias
Con Marta Riera en el viaje al futuro

El último número de la revista Auditoria Pública incluye como artículo de apertura un trabajo que firmamos la auditora Marta Riera y yo. Se trata de un ejercicio de imaginación sobre como será la Administración y su control en el año 2041. Para entonces, si sobrevivo –y vosotros si Donald Trump no la arma- yo llevaré unos años jubilado, mientras que mi joven colaboradora estará en lo mejor de su carrera profesional.

Pocos artículos han divertido tanto a los autores como este. De esa visita al futuro (prometimos guardar secreto de los pormenores del viaje, espero que lo comprendáis) concluimos que las organizaciones se caracterizarán entonces por los siguientes elementos.

Hoy mismo, un ascensor del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA): “uso exclusivo robots”.

Uso intensivo (exclusivo) de la tecnología y la inteligencia artificial. Ya todo será tecnología (así lo veía yo en 2008) con teletrabajo y robots asistentes, generalizados como ayudantes y su versión en programas bots simulan conversaciones y lo hacen tan bien que muchos prefieren interactuar con ellos. Estos días El País avanzaba que la digitalización y la robotización destruirá más puestos de los que genera, alterando profundamente la misma idea de trabajo, las clases medias y trabajadoras, las costumbres sociales y nuestra propia visión sobre el mundo. De su efecto político, nos avisa Enrique Dans, en una de sus últimas entradas: “Prolongar la agonía del sistema anterior solo nos lleva a tasas de exclusión cada vez mayores, a tratar de estirar esquemas piramidales de forma insostenible y a generar una mayoría desencantada dispuesta a votar al presunto salvador – o payaso – de turno como si fuese su última esperanza”. Yo sin embargo, me quedo con la película ‘Yo, Daniel Blake’, premiada Palma de Oro en la pasada edición del Festival de Cannes, del director Ken Loach, que suele abordar historias de temática social. Mira esta dura crítica al sistema administrativo británico:

Transparencia y evaluación del desempeño. La generalización de los dispositivos móviles permite recoger la opinión de los usuarios en tiempo real sobre cualquier servicio prestado. Se empezó con los restaurantes o los hoteles y los usuarios de app’s colaborativas No tardarán en integrarse en los portales de la Administración y acabarán teniendo consecuencias para loa empleados públicos. Por otra parte, la evolución del conocimiento impone la acreditación temporal de muchas profesiones (titulaciones y puestos de trabajo) y los funcionarios deben renovarla cada lustro. Como apuntaba hace unos días José Ramón Chaves: “el servicio público no es un servicio al empleado público”.

El nuevo auditor como tecnólogo. El impacto de la tecnología en el trabajo de los auditores está siendo determinante. Una de las profesiones que más se han visto influidas por las herramientas tecnológicas. Hoy el auditor trabaja únicamente con su ordenador. Las organizaciones auditadas ya no usan libros contables sino sistemas informáticos que con frecuencia mantienen gran cantidad de contratos externos. Los riesgos del control interno tienen que ver con la tecnología y es un hecho incontestable la ciber-fatiga de las organizaciones ¡Pues no nos queda nada!

Espero que os guste. Memorandum de Autoevaluación del Auditor Juan Hernández

memo-autoevaluacion-jh

iacd2016_twitter_cover_es

La corrupción y el bacalao a la portuguesa

iacd16_poster_esCada 9 de diciembre (como siempre sin tarjeta) se celebra el Día Mundial contra la corrupción, impulsado por la ONU. No suele tener la acogida que merece, quizás por ser la víspera del Día Internacional de los derechos Humanos, de mayor tradición y reconocimiento. Sin embargo, esta bitácora lleva ya una década realizando su modesta pero recurrente aportación al tema.

Este año lleva el lema “Corrupción: un impedimento para los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, recordando que el Objetivo 16 de la Agenda de Desarrollo Sostenible -acerca de las sociedades inclusivas y en paz- busca reducir sustancialmente esa lacra. Los citados objetivos, con 169 metas conexas de carácter integrado e indivisible, son ya de aplicación universal y deben guiar todos los Estados del mundo durante los próximos 15 años.

Aprovechemos la efemérides para elogiar la difícil labor de Transparency International que da visibilidad a muchas acciones contra la corrupción en el mundo. Entre las últimas, el Premio contra la Corrupción 2016 otorgado al Equipo de Trabajo del Caso Lava Jato, en Brasil. Una investigación de los fiscales comenzada en 2014 como un trabajo local sobre blanqueo que acabó procesando y condenando a algunos de los miembros más poderosos de la clase dirigente, política y económica, de Brasil. Quizás sea oportuno apuntar aquí las grandes dificultades que ha soportado en España la instrucción de los macro-procesos, con ingentes diligencias de investigación; se ha intentado resolver en la reciente reforma de la justicia criminal, permitiendo la división de los macro-juicios en otros más pequeños, sin exigir su acumulación. También queda la cuestión del papel de la fiscalía y su mayor protagonismo frente la tradición española del juez de instrucción.

Cuanto más se lee la prensa española, más se percibe corrupción

La preocupación por la corrupción se ha disparado en España. La semana pasada hubo una interesante jornada sobre el tema en Sevilla, organizada por la Cámara de Cuentas de Andalucía. Manuel Villoría, del capítulo español de Transparencia Internacional, presentó así -con toda su crudeza- el problema de nuestra persistente bajada en el ranking internacional que elabora el organismo: ”En 2013 la situación para España empeoró notablemente: bajamos a 59 puntos, al puesto 40 y dentro de Europa nos han adelantado en el ranking de menos corruptos Portugal y Polonia. En 2015 todavía ha sido peor. En todo caso, todavía tenemos más de 130 países por detrás. Esto nos llevaría a una conclusión optimista: no estamos tan mal. Y a otra pesimista: si nosotros somos el 38-40, el mundo es un desastre”. Seguir leyendo “La corrupción y el bacalao a la portuguesa”