Cuando la Intervención supera los riesgos

absolucion

La noticia con que abrimos hoy nuestra bitácora, además de su virtud por reponer el honor de dos profesionales del control de legalidad, pone sobre la mesa los peligros que algunos corren por trabajar en medio de tanto riesgo, como verdaderos artificieros. Por suerte, en este caso concreto, el Presidente de la Sala dijo en la vista oral que carecía de sentido su presencia y ordenó que se levantaran del banquillo y abandonaran la Sala con sus abogados, sin necesidad de esperar a la Sentencia absolutoria.

Los funcionarios con habilitación de carácter nacional son, en mi opinión, los principales agentes de la sostenibilidad local actual. Los titulares de la Intervención, en concreto, asumen importantes responsabilidades sobre el control interno municipal. El Tribunal de Cuentas ya alertó hace un par de años, del elevado número de puestos de habilitados que no tienen titular y que se mantienen sin ocupante u ocupados por funcionarios sin esa habilitación. Por supuesto que la destitución del interventor en una incidencia que los OCEX deben reseñar en sus informes. Son los aguafiestas porque en cuanto bajan la guardia, se la arman.

Carné de control interno por puntos …

La Sindicatura de la Comunidad Valenciana viene realizando durante los últimos años interesantes trabajos valorando las debilidades del control interno local, cada vez más dependiente de los sistemas de información. Para llegar al público utiliza un modelo simple e intuitivo: puntuar las diversas áreas que conforman el control interno de los medianos ayuntamientos. En concreto, la evaluación se ha realizado sobre una puntuación máxima total de 50.000 puntos, distribuidos según se recoge en el gráfico siguiente, que refleja los puntos asignados a cada área y los porcentajes que representan sobre el total: Seguir leyendo “Cuando la Intervención supera los riesgos”

De héroes y villanos

Ana-Caro-y-Antonio-Arias

En las últimas píldoras grabadas para la Fundación Internacional OCU, entrevisto a la experta funcionaria Ana Isabel Caro Muñoz sobre el  acoso en la Administración, un tema cada vez más frecuente y del que Ana es especialista en muchas de sus vertientes: laboral, penal, administrativa o educativa. Os recomiendo echar una ojeada, a esta y otras.

Hoy quiero relacionarlo con las funciones reservadas a los habilitados locales, que suponen un trabajo de riesgo al que llevo tiempo queriendo dedicar una entrada en la bitácora. Los órganos de control analizan con detalle su relevante y creciente labor, cuyas debilidades tienen un efecto expansivo sobre el propio control interno de la Administración a la que sirven y cuyos ceses suponen una significativa incidencia de auditoría. Estas últimas semanas he ido coleccionando noticias de prensa sobre las tensiones entre los Alcaldes y los funcionarios responsables del cumplimiento de la legalidad en las corporaciones locales. Vamos a comentar algunas, a continuación.  Seguir leyendo “De héroes y villanos”

Insuficiencia presupuestaria crónica y trampas al solitario

goteroLa frase falsamente atribuida a James Dean, “Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver”, me hace recordar la euforia vivida por algunos ayuntamientos durante la bonanza de la pasada década del ladrillo. Un claro ejemplo de ello se encuentra en las conclusiones del reciente informe de fiscalización del Ayuntamiento de Valencia correspondiente al ejercicio 2013, realizado por la Sindicatura de la Comunidad Valenciana, que preside Rafael Vicente Queralt.

Se trata de un extenso trabajo, con multitud de aspectos a considerar como la contratación o las subvenciones. Sin embargo, queremos presentar hoy en la bitácora una interesante referencia que conjuga la revisión del cumplimiento de la legalidad con conceptos económicos estructurales. Así, entre las conclusiones (pág. 9) destaca como resultado del trabajo efectuado, que el presupuesto de 2013 no contemplaba los créditos suficientes para atender el cumplimiento de las obligaciones que como máximo se podían reconocer, infringiéndose el artículo 165 del TRLRHL. Esta insuficiencia afectaba, entre otros, a gastos para atender servicios, como alumbrado público o retirada de vehículos.

Por ello, debieron aprobarse, en 2013, expedientes de reconocimiento extrajudicial de créditos por importe de 52.846.086 euros, de los que 4.908.221 euros corresponden al ejercicio 2013. En 2014 y 2015, los expedientes de reconocimiento extrajudicial de créditos, correspondientes a gastos de 2013, superaron los 34 millones de euros. Mientras tanto, la transferencia prevista en el presupuesto no cubría el desfase del ejercicio 2013 de la Empresa Municipal de Transportes (ENT) en 2.328.535 euros, ni tampoco las pérdidas acumuladas de 41.903.009 euros, derivadas de la gestión de los ejercicios 2006, 2007, 2009 a 2012.

La Sindicatura reprende estas insuficiencias:

“El Ayuntamiento reincide en la práctica de realizar gastos, prescindiendo del procedimiento legamente establecido, tanto presupuestario como de contratación. Ello supone una vulneración del artículo 173.5 del TRLRHL, que sanciona con la nulidad de pleno derecho aquellos acuerdos, resoluciones y actos administrativos que supongan adquirir compromisos de gastos por cuantía superior al importe de los créditos autorizados en los estados de gastos, sin perjuicio de las responsabilidades a que haya lugar”.

El Ayuntamiento aprobó dos planes económico-financieros, uno derivado del incumplimiento de la estabilidad presupuestaria de la liquidación del presupuesto de 2011 y otro por el incumplimiento de la regla de gasto de la liquidación del presupuesto de 2013. Sin embargo, su supervisión ha sido deficiente:

“la Generalitat ordenó el archivo de estos planes cerca de un año después de su presentación, cuando debían haber sido aprobados en el plazo de 2 meses (artículo 23.1 de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril) lo que supuso que el Ayuntamiento no aplicara las medidas contenidas en los respectivos planes”.

Este archivo de actuaciones, del 30 de abril de 2015 (un mes antes de las elecciones autonómicas y locales) se produce en base al informe de estabilidad presupuestaria sobre la liquidación del presupuesto consolidado del ejercicio 2014 que indicaba el cumplimiento de la regla de gasto.

Perdidas elevadas y reiteradas en la EMT

Por ejemplo, el informe de la Intervención de estabilidad presupuestaria sobre las cuentas de los entes dependientes y sociedades que no forman parte del sector Administraciones Públicas de 2013 ya señalaba (sobre la EMT) que las cuentas anuales del 2013 reflejan una situación de desequilibrio financiero en términos de estabilidad presupuestaria, por incurrir en unas pérdidas de 57.588.535 euros superiores al importe de la aportación municipal en 2.328.535 euros.

En la novena alegación (Anexo VIII) el ayuntamiento señalaba que en la elaboración del presupuesto no se había incumplido el citado artículo 165 del TRLRHL en relación con la suficiencia de los créditos, ni realizado gastos para los que no existía crédito suficiente y adecuado. La Sindicatura contesta las alegaciones severamente:

“Esta situación se produce de forma repetitiva ejercicio tras ejercicio. Así, los expedientes de reconocimiento extrajudicial de crédito aprobados en 2013 y 2014, ascendieron, respectivamente, a 52.846.086 euros y 41.294.156 euros. La mayoría de estos gastos corresponden a servicios de competencia obligatoria y por tanto recurrentes o de encomiendas de gestión efectuadas a empresas municipales (…) Todo ello sin considerar la falta de dotación en el presupuesto para hacer frente al desfase del ejercicio 2013 de la EMT … Este hecho era conocido por el Ayuntamiento, como consta en los informes de estabilidad presupuestaria y en los informes de auditoría sobre las cuentas de la EMT”.

Por tanto, la Sindicatura entiende que los estados de gastos del presupuesto no incluían los créditos necesarios para garantizar de forma suficiente el cumplimiento de las obligaciones exigibles y de los gastos de funcionamiento de los servicios (artículos 165 y 166 del TRLRHL). Las consecuencias de esta situación llegan a áreas como la tesorería y contratación, donde el plazo medio de pago de la muestra revisada por la Sindicatura para 2013 y 2014 ascendió a 81 días, superior al máximo de 30 días establecido por el TRLCSP, “lo que supone que dicho plazo no se cumplió en un 89,9% de los pagos analizados” (pág. 47).

Información al Pleno del Ayuntamiento

Lo sorprendente es que este cadaver se ha ido fraguando dentro de la necesaria información y dación de cuentas al Pleno municipal. Así, está vigente un plan de ajuste 2012-2022 que se aprobó para acceder a las medidas extraordinarias de liquidez y sobre el que se hace un seguimiento trimestral y se da cuenta al Pleno. Además la Sindicatura confirma que, en 2013 y 2014 se ha cumplido con la obligación de elaborar trimestralmente un informe sobre el cumplimiento de los plazos previstos en la Ley 15/2010, de 5 de julio, para el pago de las obligaciones del Ayuntamiento, y su consiguiente remisión al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Y también se emitieron los correspondientes informes de estabilidad presupuestaria previstos por la Ley y se ha comprobado el razonable cumplimiento de las obligaciones trimestrales y anuales, de información regular sobre la estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera donde destaca que las cuentas anuales del 2013 reflejan una situación de desequilibrio financiero en la EMT en términos de estabilidad presupuestaria, por incurrir en unas pérdidas de 57.588.535 euros -superiores al importe de la aportación municipal en 2.328.535 euros-, y un patrimonio neto negativo al cierre del ejercicio de -25.931.110 euros, cuya asunción íntegra en el primer caso y su saneamiento en el segundo con restablecimiento de 2/3 del capital, no serían compatibles con el cumplimiento por el Ayuntamiento de Valencia del objetivo de estabilidad de equilibrio. En este informe se reitera la necesidad de aprobar un plan de saneamiento.

Ya sé lo que estáis pensando: tanta información proporcionada … ¿para qué?: Para dejar un bonito cadáver. La frase proviene de la película “Llamad a cualquier puerta” de Nicholas Ray, donde un abogado de prestigio, interpretado por Humphrey Bogart, basa la defensa de un joven delincuente explicando al jurado lo dura que ha sido su vida …

Rafael Vicente entrevista

Apuntalando la salud financiera municipal

IMG_6452

La Sindicatura de Cuentas de la Comunidad Valenciana ha hecho público esta semana el Informe sobre el sector local, 2014. El documento intenta proporcionar una visión global de la última Cuenta General rendida por la Entidades Locales (2014) y, en concreto de su composición, del cumplimiento de las obligaciones que se derivan del ciclo presupuestario, de la calidad de las cuentas rendidas, así como de la evolución de las magnitudes presupuestarias agregadas.

Se trata de 675 entidades locales (542 municipios, siete entidades locales menores, tres provincias, 64 mancomunidades, dos áreas metropolitanas y 57 consorcios) y 174 entes participados íntegramente por aquéllas (73 organismos autónomos, cuatro entidades públicas empresariales y 97 sociedades mercantiles). Casi la mitad de la población vive en municipios de más de 50.000 habitantes, mientras que hay 386 municipios con población inferior a 5.000 habitantes, en los que apenas se concentra un 9% de la población valenciana.

Rendición de cuentas

En cuanto al cumplimiento de las obligaciones derivadas de la ejecución del ciclo presupuestario, el Informe pone de manifiesto un relevante incumplimiento de los plazos, ya que la gran mayoría de las entidades locales no aprobaron su presupuesto dentro del plazo legal (65%), siendo relevante también el número de las que no aprobaron en plazo la liquidación (30%), no elaboraron en plazo la Cuenta General (43%) o no aprobaron en plazo la misma (41%), a pesar de los recordatorios y requerimientos habituales realizados por la Sindicatura.

Sin embargo, el número de entidades que no cumplen su obligación de remitir las cuentas se mantiene en niveles bajos, tal como menciona el Informe, ante la imposibilidad de percibir subvenciones de la Generalitat en el caso de no estar al día en la rendición de cuentas a la Sindicatura. El número de entidades que remitieron sus cuentas en plazo legal es de 540, cuya población representa el 99% de la totalidad de la Comunidad.

La Sindicatura de Comptes ha revisado las cuentas remitidas en soporte informático por las entidades locales a través de la Plataforma de Rendición de Cuentas. Dichas revisiones se realizan gracias al denominado “motor de reglas” de la Plataforma, que permite detectar incoherencias contables o el incumplimiento de determinados equilibrios presupuestarios. Las entidades locales pueden validar sus cuentas antes de remitirlas, lo cual está permitiendo la reducción de las incoherencias y la detección previa de las incorrecciones.

Como consecuencia de este proceso de validación y revisión, la Sindicatura requirió a 336 entidades para que corrigieran o justificaran las incidencias detectadas. Las más frecuentes son la existencia de un remanente de tesorería para gastos generales negativo, de un resultado presupuestario negativo y la falta de estimación de importes de dudoso cobro en la determinación del remanente de tesorería.

Estados financieros

En cuanto a los agregados, cabe destacar que el remanente de tesorería para gastos generales agregado es positivo en todos los tipos de entidad, destacando los 517.568.150 euros de los ayuntamientos (lo que supone un 11,63% de las obligaciones reconocidas netas) y los 320.444.367 euros de las diputaciones (lo que supone el 42,42% de sus obligaciones reconocidas netas). Sin perjuicio de los ajustes que se podrían derivar de la fiscalización de las cuentas individuales, y del hecho de que existen entidades con remanente negativo (hay ocho municipios con remanente negativo que han tenido, además, un resultado presupuestario negativo en 2014) , las magnitudes mencionadas reflejan una situación del sector globalmente saneada.

En 2014, el resultado presupuestario ajustado de los municipios, siendo positivo, se redujo en un 7,9% con relación al ejercicio anterior y su remanente de tesorería para gastos generales creció un 15,9%, lo que pone de manifiesto que la situación global ha mejorado con relación al ejercicio anterior. Lo mismo ocurre con la reducción del endeudamiento entidades de crédito, tanto a largo plazo (12,9%) como a corto plazo (3,6%), así como la reducción en un 40,7% del saldo de las operaciones pendientes de aplicar a presupuesto (las popularmente conocidas como “facturas en los cajones”) del conjunto de entidades sometidas a contabilidad presupuestaria.