Dinero público, deporte privado

Las conexiones entre los gobiernos y el mundo del deporte profesional son variadas y constantes. Sin ir más lejos, en el Reino Unido, la APFG es una comisión integrada por 150 miembros de las Cámaras de los Comunes y de los Lores, que se reúnen periódicamente para hacer recomendaciones sobre la gestión y administración del fútbol inglés y aprobar un informe anual ¡Todo un pacto de Estado para el fútbol!

Las recomendaciones de la APFG abordan los temas candentes del fútbol mundial, aunque algunas tienen un marcado carácter nacional, como la necesidad de una regulación más estricta para evitar que multimillonarios puedan tomar el control de los principales clubes del fútbol inglés. Así, el Manchester United -antes de la familia Glazer- estaba financieramente saneado y ahora adeuda más de 835 millones de euros (645 millones de euros en el caso de Chelsea y el ruso Abramovich, cuya fortuna personal se estima en 8.400 millones de euros). Seguir leyendo “Dinero público, deporte privado”

Cidade maravilhosa

Copacabana

Pasaban unos minutos de las siete de la tarde cuando aterrizábamos en Madrid. El comandante del vuelo de Iberia, que nos llevaba desde Jerez, anunció que Río de Janeiro había ganado el derecho a organizar los Juegos Olímpicos del año 2016. Una lluvia de suspiros, (Oooooh!) hicieron patente el sentimiento del pasaje del avión ante tan mala noticia para Madrid. Un guardia nos había informado durante el embarque del descarte de Chicago. Un pasajero pegado al móvil, antes de desconectarlo para iniciar el vuelo, nos informó del descarte de Tokio … Seguir leyendo “Cidade maravilhosa”

Deportes de riesgo

Maracaná

Si el deporte aficionado sufre la penosa situación que hemos presentado en la entrada anterior, el deporte espectáculo (léase: futbol) se acerca a una burbuja similar a la inmobiliaria. Un ejemplo: la Liga de Fútbol argentina (el conocido Torneo de Apertura) está a punto de ser suspendida ante la crónica insolvencia de los clubes de la primera división, que deben 127 millones de euros a la Hacienda pública y a los jugadores.

En España, los clubes deben 3.500 millones de euros, parte al Estado. El Gobierno prepara para el otoño el texto de una futura Ley del Deporte Profesional. En ella se creará un órgano fiscalizador para supervisar la solvencia de los clubes (al estilo de la CNMV para la bolsa) y se limitarán las retribuciones al 70% de su presupuesto.

A la crisis del fútbol se ha añadido las dificultades del sector audiovisual, que acaban de mezclarse en el Real Decreto Ley aprobado ayer por el Consejo de Ministros, para la emisión de los encuentros a través de la TDT de pago. El asunto ha generado todo tipo de críticas, desde la procedimental (necesidad de una licitación) de oportunidad (legítimos competidores) por no hablar de la ausencia de debate parlamentario. Seguir leyendo “Deportes de riesgo”

Deporte en precario

Deporte aficionado sin medios

La sociedad moderna ha hecho del espectáculo y de la práctica deportiva uno de los aspectos esenciales para comprender nuestra convivencia.

Este escenario de intereses cruzados, con fuerte implicación pública en su organización y financiación, merece una reflexión a raíz de recientes informes de fiscalización de las ayudas a federaciones y clubs.

Las federaciones deportivas son entidades asociativas sin ánimo de lucro, dotadas de personalidad jurídica y patrimonio propio, que ejercen funciones públicas de carácter administrativo (como agentes colaboradores de la Administración estatal, autonómica y local) y deportivo (organización de las competiciones oficiales, control disciplinario, etc).

No desconozco las miserias internas de las federaciones deportivas minoritarias, cuya administración suele ser un voluntarioso desastre en manos de aficionados, con mejor intención que preparación. Un “curiosu”, decimos en mi tierra, al que pagan sus servicios al margen de cualquier normativa laboral. ¿No hay otra forma de resolver la vida federativa cotidiana? Seguir leyendo “Deporte en precario”