Gastad, gastad, malditos

España es, desde su adhesión a la Unión Europea, el mayor receptor de fondos comunitarios, nunca superado por otro Estado. Lo hemos notado especialmente en la aprobación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia que distribuirá 140.000 millones de euros. Sin embargo, no todo son buenas noticias.

La semana pasada, el editorial del diario Expansión denunciaba la lenta tramitación de los fondos europeos. Apuntaba que, ocho meses después del primer desembolso de recursos Next Generation desde la UE, apenas un 20% (estimación del periódico) hayan sido adjudicados por las CCAA, que gestionan la mitad de los fondos asignados a España, la mitad en transferencias hasta 2023 y otro tanto en créditos hasta 2026.

La patronal CEOE viene alertando de la ineficacia de las ayudas por la formación de cuellos de botella que impiden a las empresas acceder a los cuantiosos recursos disponibles. Sin embargo, recordemos que las reformas tienen un peso mucho más elevado que las inversiones: de los 92 hitos comprometidos para 2020 y 2021, 79 se corresponden con reformas y sólo 13 con inversiones.

A pesar de que han aligerado enormemente su control interno en la Administración del Estado y se han encomendado a la benéfica influencia de los Planes Antifraude, los potenciales beneficiarios manifiestan su disgusto.

De los 92 hitos comprometidos para 2020 y 2021, 79 se corresponden con reformas y sólo 13 con inversiones

El Tribunal de Cuentas Europeo vela armas …

El Master Universitario en auditoría Pública de la Universidad de Castilla La Mancha, comenzó ayer con la asignatura relativa a Instituciones Europeas, de la que es responsable el Dr. Alvaro Garrido-Lestache, Auditor Principal del Tribunal de Cuentas Europeo. Escuchamos la primera lección a cargo de Isaac Martín Delgado, Profesor Titular de Derecho Administrativo de la UCLM y Director de su Centro de Estudios Europeos, que explicó el entramado insitucional de la UE las y su delicado equilibrio.

A la izquierda, Isaac Martín (UCLM) presentado por Alvaro Garrido-Lestache (TCEu)

La ocasión permitió reunirnos con los asistentes del año pasado y debatir y anticipar los problemas, los principales retos de la gestión y del control de la financiación europea, que será abordada en los próximos días.

Como no podía ser de otra forma, el Tribunal de Cuentas Europeo acaba de incluir en su Plan de trabajo del año 2022 -además de sus iniciativas habituales de supervisión de las diversas políticas públicas ejecutadas por la UE- todo un paquete de fiscalizaciones sobre la respuesta comunitaria al COVID-19. Esto incluye informes de regularidad sobre adquisición de vacunas, estudiando los esfuerzos de la UE para “adquirir, de manera eficaz, cantidades suficientes de vacunas”.

No pueden faltar las clásicas auditorías sobre los Fondos Estructurales, las Inversiones Europeas, a las que se añade ahora el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Está claro que la estrella europea va a ser la última. Rigoberta, Tanxugueiras y Chanel.

El Tribunal auditará el Mecanismo tanto desde el “Diseño del sistema de control de la Comisión” -y la garantía de la regularidad en los pagos- hasta los respectivos “Planes nacionales de recuperación y resiliencia”, incluyendo la evaluación de su proceso de aprobación.

Otra área de preocupación del Tribunal es la evolución y gestión de la Deuda que va a financiar todos estos instrumentos desde la Comisión. Por ello, planea llevar a cabo auditorías para evaluar si se han desarrollado sistemas eficaces para gestionar la financiación de la deuda.

Una práctica interesante del Tribunal es que incluye en su programación una línea estratégica con los trabajos que prevé desarrollar en años posteriores. Así, anticipa que, en el año 2023, evaluará uno de los objetivos clave del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia: la velocidad de desembolso. Volvemos a la preocupación de la Patronal.

El programa plantea también la siguiente cuestión: ¿En qué medida los Estados miembros adelantaron y emplearon la financiación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para llevar a cabo reformas e inversiones? Menudo temita. El Tribunal valorará su rendimiento y la supervisión por la Comisión de la consecución de los hitos y objetivos acordados, para medirlos en los planes de los Estados miembros.

Para terminar este área, se fiscalizarán en 2023 los sistemas de control y de ejecución del Mecanismo por los Estados miembros, desde su concepción y adecuación para proteger los intereses financieros de la UE, incluyendo el desembarco en un reducido número de Estados miembros. Siendo los mayores beneficiarios, aquí tenemos todas las papeletas.

Interviniendo Jorge Castejon, arriba a la derecha

Un comentario en “Gastad, gastad, malditos

  1. Pingback: A pesar de todo, la Universidad resiste – Fiscalizacion.es

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.