A pesar de todo, la Universidad resiste

La semana pasada, la Universidad de Girona organizó junto a la Conferencia de Rectores de las Universidades españolas (CRUE) las XXXVII jornadas de Gerencia Universitaria. Se trata de una reunión anual para debatir los principales temas de la gestión de nuestras Instituciones de educación superior.

El despliegue inaugural, con el ministro de Universidades, Joan Subirats interviniendo en remoto, supuso un amplio respaldo al Rector de la institución anfitriona, Quim Salvi i Mas y al Gerente organizador, Josep M. Gómez Pallarès. La representación sectorial de la CRUE fue encabezada por Julio Abalde, Rector de la Universidad de La Coruña y Alberto Gil, Gerente de la Universidad de Zaragoza, habituales promotores de actividades relacionadas con el análisis de la administración universitaria.

La conferencia principal corrió a cargo de Xavier Marcet Gisbert que presentó los principales retos de la educación superior en este momento crítico. Comentamos a contuación algunas de las ideas-fuerza de su magnífica intervención.

Soy un habitual seguidor de Xavier Marcet desde hace 20 años, cuando le escuché por primera vez en el seminario para directivos de la Universidad Politécnica de Cataluña. Después seguí su pista como autor de libros, de conferenciante y consultor en estrategia, innovación y transformación de organizaciones. También es imprescindible su crónica quincenal en el diario La Vanguardia.

Xavier nos dejó algunos mensajes inspiradores, con impacto, inequívocos, que resultaron motivantes para un auditorio altamente profesional. Destaco dos.

Primero. A pesar de todo la Universidad resiste. No parecen cumplirse las predicciones catastrofistas del futuro de las Universidades en el mundo, pronosticando la desaparición de miles de ellas ante las nuevas formas de enseñanza y la intención de grandes corporaciones de crear universidades propias a la carta por sus propios intereses o en la multiplicidad de oferta on-line, ya presentes. Algunas instituciones ya existentes carecen de profesores, son meras expendedoras de títulos, sobre las bases de cursos on-line con correctores automáticos. Esta situación interpela nuevamente sobre la necesidad de aportar valor y recuperar la Universidad como centro de formación integral y de diálogo interdisciplinar.

Segundo. En cualquier organización el trabajo directivo tiene límites, afronta incertidumbres y cuenta con equipos imperfectosMejorar no es transformar, especialmente en el ámbito digital. Marcet recuerda siempre al auditorio “liderar con el ejemplo y no con la palabra”. En este caso, pidió a los gerentes una influencia positiva orientada al futuro: que todo el mundo saque su mejor versión y combine responsabilidad e inspiración. En una reciente entrevista reivindica su propósito de “ayudar a desplegar el management humanista en un momento donde tendremos que afrontar la construcción de un nuevo equilibrio social entre personas y tecnología. Yo quiero trabajar para empresas que sean capaces de dar resultados sin sacar a las personas del centro”.

Cómo compaginar la magnitud de esos retos con nuestro aparato administrativo. 

En el último cuaderno de trabajo monográfico número 12 de Studia XXI dedicado a la transformación digital de las universidades, Faraón Llorens, de la Universidad de Alicante, recordaba que reflexiones sobre la universidad digital existen muchas y desde hace ya tiempo:

«Al comienzo, lo que importaba era hacerse las preguntas correctas. Ahora es el momento de haber encontrado las respuestas a esas preguntas y ponerse a trabajar. En cualquier caso, la universidad digital no es una mano de pintura y de modernización aplicada a la actual universidad. Se trata de una nueva universidad híbrida que recoja lo mejor de ambos mundos, el físico y el digital. Es también un nuevo paradigma de universidad, que se caracteriza por ser flexible, ágil, global y digital, cuyo desafío es alcanzar la madurez digital para seguir siendo competitiva y eficiente, y satisfacer las demandas de un entorno muy cambiante».

Hoy mismo, José Manuel Torralba dejaba su queja sobre la última reforma legislativa de la Ley de la Ciencia en el blog Universidad de Studia XXI con el título “La nueva reforma de la Ley de la Ciencia: un análisis crítico” donde concluía:

«Había en el sistema de Ciencia y Tecnología un consenso elevadísimo para haber puesto en marcha muchas de las reformas necesarias, especialmente en el ámbito de la desburocratización, y en vez de eso se ha hecho una ley obsesionada con los temas de género, que introduce muchas limitaciones a la hora de contratar personal investigador (poniendo al Sistema español en franca desventaja con el resto de Europa); que apenas contempla más que algunas medidas de maquillaje en el ámbito de la mejora de la burocracia».

Una burocracia que Torralba llama «de orfebres», en relación a la mala adaptación de la Reforma Laboral a la investigación científica, que se podía haber resuelto con disposiciones pensadas “ad hoc” y no metiéndola dentro una regulación general que desconoce la realidad de una investigación financiada con proyectos (europeos, nacionales, privados … ) que por naturaleza son temporales. Tan mal encajaba que la propia CRUE, a pesar de sus diversas sensibilidades políticas, pidió (y logró) la votación negativa en el Senado, que debió ser levantada en la posterior aprobación final por el Congreso.

Veremos la capacidad de respuesta de la gestión universitaria ante la ejecución de fondos europeos, que ya se anticipa problemática en todas las Administraciones, como vienen denunciando desde la sociedad civil.

Próxima reunión en Tenerife

Para los muy cafeteros, destaco el X Congreso Nacional de Auditoría en el Sector Público, bajo el lema “El sector público ante la nueva economía en la UE” tendrá lugar en Santa Cruz de Tenerife, los días 10 y 11 de noviembre de 2022. Cuenta con magníficas sesiones y paneles. La Universidad está presente en varias mesas, pero destaco el jueves 10N la «Radiografía del control interno de las universidades públicas españolas a través de los informes de las Instituciones de Control Externo» presentada por Inmaculada Saavedra Padrón. Consejera – Auditora del Área de Entes autonómicos dependientes y Universidades de la Audiencia de Cuentas de Canarias, con dos  expertos ponentes:

  • Miguel Ángel Acosta Rodríguez. Secretario General de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas y Secretario General del Consejo Social de la ULPGC
  • Dª. Pilar Muñoz Martínez. Directora Técnica Operativa de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas

Ojo: los universitarios tenemos también interés en otras mesas de planes antifraude en la gestión de los fondos europeos, en las auditorias operativas, la inteligencia artificial, la transformación digital, las auditorías de sostenibilidad …. Una reunión imprescindible.

Auditorio Adán Martín de Santa Cruz de Tenerife, sede del X CNASP

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.