Del burocratismo a la corrupción

Del burocratismo a la corrupción

La noticia que leemos hoy en el diario “El economista”, correspondiente a la comparecencia de la Ministra de Administraciones Públicas en el Senado, nos permite reflexionar sobre una de las patologías del Estado de Derecho: el burocratismo, término más correcto que burocracia, como un buen modelo de organización estática y previsible, que estudió con acierto Max Weber hace un siglo. 

También se relaciona esta noticia con las dos entradas anteriores de esta bitácora: la corrupción y la reducción del número de funcionarios en Francia: ¿El burocratismo genera corrupción? ó ¿Cuanto más grande es el Estado, más corrupción hay? y ¿más trabas administrativas?

Entre las cosas que me sorprendieron de mis admirados amigos brasileños es que durante años tuvieron un “Ministro de la Desburocratizaçao”, lo que parece una contradicción en si misma. Conociendo el sentido de humor brasileño imagino los grandes chistes (“piadas”, en portugués) que habrán tenido que soportar estos ministros para hacer frente a sus duras responsabilidades.

Uno de los más conocidos titulares de esa cartera de la Desburocratizaçao fue Hélio Beltrão, hace un cuarto de siglo, en cuyo nombre se constituyó una influyente Fundación que promueve las ideas de calidad, racionalización, de aumento de la productividad y cercanía de los servicios públicos al ciudadano, al que se busca aliviar de exigencias excesivas.

Burocracia e Internet

Todos sabemos que el principal aliado contra el burocratismo ha sido Internet y que su progresiva implantación en las Administraciones Públicas acaba con muchas prácticas viciosas, potencia la transparencia y evidencia la corrupción. Hoy un ministerio de estas características tiene más que ver con la implantación de la e-administración que con las ideas liberales.

En España, de acuerdo con la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el 90% de la población asegura, que “nunca” se ha encontrado con un funcionario público que le pidiera algún favor o soborno a cambio de un servicio. Un 3,1% responde que esta situación se le ha presentado “a veces”.

Además, parece que los españoles no perciben que para “moverse” en la Administración sea imprescindible “conocer a alguien” que aligere los trámites. Así, aunque es mayoritaria (82%) la opinión de que el trato que recibe la gente de los funcionarios varía según los contactos que se tengan, la realidad es que al 42% casi siempre o a menudo los funcionarios le tratan de manera imparcial. Veamoslo en la propia encuesta del CIS.

PREGUNTA 16
¿Con qué frecuencia considera Ud. que los funcionarios tratan de manera imparcial y sin favoritismos a la gente?.

pregunta16-copia.jpg

La pregunta se complementa con la siguiente, que refleja lo obvio: … ¡aunque si conoces a alguien, mejor!.

PREGUNTA 17

¿Cree Ud. que el trato que recibe la gente por parte de los funcionarios varía según los contactos que tenga la gente?

pregunta-17.jpg

También es interesante la respuesta a la siguiente pregunta que reconduce las prácticas corruptas a la política, fuera de la Administración, pero nos pone en alerta frente a esos empleados.

PREGUNTA 19
Aproximadamente, ¿cuántos funcionarios públicos cree que están implicados en cuestiones de corrupción en España?.

pregunta19-copia.jpg

En fin, que no podemos quejarnos demasiado, pero la cosa no está para tirar cohetes. Y para que paseis un buen fin de semana, nada mejor que un chiste del genial Quino, para reflexionar sobre los procedimientos y los favores.

Del burocratismo a la corrupción.

13 comentarios en “Del burocratismo a la corrupción

  1. Si bien el burocratismo intensivo de Weber en su día tenía sentido, hoy con los cambios socio-económicos-tecnológicos es más oportuno optar por un burocratismo sí (no todo es malo en la burocracia) pero “pragmático“. Desgraciadamente muchas veces la burocracia está más en la mente de las personas que en los propios procedimientos que pueden ser interpretados de una forma u otra. Un ejemplo pongo en mi último post:

    Una iniciativa interesante como es la reducción de cargas administrativas a empresas acaba más en discursos, fotos, Grupos de Alto Nivel, y trabajos que tienen que hacer otros, antes que en resultados concretos y en plazo.

    Por último, estoy de acuerdo que, en general, la función pública española no es corrupta (quizá hay algo más corrupción en los cuerpos policiales) y que son los políticos los que acumulan las fuentes de corrupción.

    Me gusta

  2. Helio Saul Mileski

    Caro amigo Antonio:

    Un asunto serio, tratado de forma objetiva y agradable, con chistes muy graciosos. Como dijo nuestro amigo Roberto Llera “un poco de broma tampoco viene mal”. En lo que atañe al tema burocracia, como todos saben, la Administración burocrática nació con la implantación del Estado de Derecho, inmediatamente después de la caída de La Bastilla, en la revolución francesa. Como alertaba Montesquieu, todo aquel que detiene el Poder de él ha de abusar, por eso, se hace necesario el establecimiento de mecanismos de control para evitar el abuso.

    La administración burocrática es esa gama de mecanismos supervisores, una sucesión de procedimientos que intenta verificar si los actos administrativos están de acuerdo con la ley. Es por esto que se dice que, en Administración Pública, “el Administrador es culpable hasta prueba en contrario”. En el transcurso de la evolución del Estado, al elevado grado de complejidad administrativa, se perfeccionaron los mecanismos de control, surgiendo la exacerbación burocrática, con formación de procesos complejos, totalmente fuera de la comprensión del ciudadano común. En ese aspecto, en Brasil, apareció lo que los brasileños llamaron de “Administración ¡Guau, Guau!” – como el perro ladrador pero poco mordedor – y ello en razón del número de despachos que deberían ser dados en un proceso (al Director; al Superintendente; al Secretario, etc…).

    Justamente por esto, los brasileños pasaron a llamar administración burocrática a la administración burrocrática, en una alusión la “burricie, estupidez”, terminando por crear un Ministerio de la Desburocratização, como bien presentases en tu comentario, en el sentido de promover una simplificación de los procedimientos. Aunque no haya alcanzado un éxito absoluto, el Ministerio sirvió para concienciar a la Administración de la necesidad de emprender las tareas de modernización y eficiencia de su actuación, factores que perduran hasta hoy y han sido motivo del establecimiento de una mejor administración para la atención de los intereses del ciudadano.

    De cualquier forma, no hay duda: la complejidad burocrática dificulta al ciudadano la búsqueda de una solución a sus problemas en la órbita administrativa del Estado, por eso, necesita de auxilio para la comprensión y resolución del proceso, haciendo surgir la práctica de actos corruptos como el favorecimiento y el pago de los favores para transitar el proceso burocrático. En efecto, Internet es un elemento técnico innovador que posibilita un atajo en el proceso burocrático, actuando en favor del ciudadano. Otro elemento importante es la figura del Ouvidor que puede, efectivamente, acortar el camino de las trabas, agilizando la solución del problema burocrático. ¡Quien sabe! la instauración de una Administración de Gestión, más apegada a las necesidades del moderno Estado Democrático de Derecho, será el inicio de una mejor resolución del problema.

    Cumprimentos e um fraterno abraço desde Porto Alegre, RS, Brasil.

    Helio Saul Mileski

    Me gusta

  3. Estimado Antonio,

    Efectivamente, estoy de acuerdo que el exceso de burocracia tiene una relacion directa con la corrupcion. En Brasil, el modelo de administracion burocratica empiezo en los años 30, como consecuencia del proceso de aceleracion de la industrializacion, pues el Estado paso a tener una participacion decisiva en el sector productivo de bienes y servicios. Como sabemos, los procesos de privatizacion tuvieron inicio solamente en los años 90.

    Curiosamente, al final de los años setenta, con la dictadura militar en su auge, y la burocracia en su plenitut, surge en Brasil el Ministerio de la Desburocratizacion y el Programa Nacional de Desburocratizacion – PrND, cuyos objetivos eran la agilidad en las organizaciones estatales, la descentralizacion de la autoridad, la mejora en los procesos administrativos así como la promocion de la eficiencia. Bueno, en la pratica el Ministério funciono efectivamente unos tres años y su gran contribucion fueron las acciones para disminuir la burocracia de los procedimientos, es decir, menos papel y menor tiempo para los procedimientos administrativos.

    Sin embargo, en Brasil, todavia, hay mucha burocracia en las administraciones públicas. Principalmente en el Poder Judicial. La justicia es lenta, burocratica y, muchas veces, parcial, corrupta y sometida al poder político. En los Tribunales de Cuentas la fiscalizacion y los juzgados incurren en una morosidad muy comoda para muchos administradores publicos.

    Hay que preguntar: ¿Seria necesario crear otra vez el Ministerio de la Desburocratizacion? Y el papel de la Internet y de las TICs – Tecnologias de Informacion y Comunicacion? Nuestros gobernantes … ¿estan interesados en la economia, eficiencia y eficacia de la maquina publica? Tengo mis dudas. Lamentablemente, en los paises de tercer mundo, los problemas estructurales relacionados a la educacion y a la ciudadania, facilitan el burocratismo corrupto.

    Sin embargo, existe la esperanza y el benchmarking.

    Un fuerte abrazo,

    Alexandre Bossi, desde Belo Horizonte – Brasil

    Me gusta

  4. Pingback: Antonio Arias Rodríguez es Fiscalización » Blog Archive » Trabas y papeleo

  5. Salomao Ribas Junior

    Querido Antonio.

    La burocracia es un monstruo insaciable. Creada para hacer el funcionamiento del aparato estatal más ágil, más eficiente y más controlado, la burocracia acaba haciéndose un fin en sí mismo.Su abordaje del tema es muy oportuna. De hecho, los brasileños vienen luchando para evitar que la burocracia entorpezca la vida del ciudadano hay algunos años. El Ministerio Extraordinario de la Desburocratização que operó de 1979 la 1986 parece una contradicción, tal vez sea realmente una contradicción. O, quién sabe, sea una tentativa desesperada de aplicar los principios del “similia similibus curantur” a la enfermedad burocratica.

    El hecho es que ese Ministerio produjo algunas cosas positivas e incomodó mucha gente importante que vive de la burocracia y de las dificultades burocráticas. Del Ministerio que fue dirigido por Hélio Beltrão, João Geraldo Piquet Carneiro y Paulo Lustosa, surgieron las medidas que crearon el juzgado de pequeñas causas (para desahogar la justicia), el estatuto de la microempresa (para simplificar la organización y operación de iniciativas modestas), la prohibición de exigir prueba documental de un hecho conocido, inversión de la carga de la prueba en la ley de defensa del consumidor, el exceso de reconocimientos “de firma y autenticaciones” en notarías y registros privados y otros.

    La simplificación lleva a la transparencia y esta combate más eficazmente a la corrupción. Hoy, existe un Programa Nacional de Desburocratização en la órbita del Ministerio de la Planificación, Presupuesto y Gestión del Gobierno Federal. ¿Quiere algunas buenas historias? El ciudadano se presentaba con la cédula de identidad para probar que estaba vivo en el mostrador de la Seguridad Social. Le decían que volviese con el certificado de nacimiento, para probar que hubo nacido, y una fe de vida para probar que estaba vivo … Un director determinó la quema de un enorme archivo de papeles inútiles, guardados sin que se supiera porqué y para qué. Un viejo burócrata, después de intentar no cumplir la orden, se conformó: “Está bien, pueden quemarlo pero antes guarden una fotocopia de cada uno de los papeles”… El ciudadano suscribe un documento de venta de su automóvil, pero debe hacerlo en una notaría, en el frente de un oficial, que enseguida toca un timbre y atestiguará que aquella firma es de él,

    Estos días, el antiguo Ministro Paulo Lustosa contó que después de casi una hora en notaría para “reconocer” su propia firma en documentos personales, se acordó que esa exigencia había sido abolida diez años antes, durante su gestión. Pues allí estaba ella de vuelta, a mofarse del antiguo luchador contra la burocracia inútil …Y por fin, como contribución al debate: no se ilusionen con internet, la burocracia es más fuerte que ella. Y más antigua…No va a ser derrotada tan fácil en la construcción de dificultades.

    Um saludo desde,

    Florianópolis, Santa Catarina, Brasil

    Salomão Ribas Jr.

    Me gusta

  6. Joao Carvalho

    Felicito Antonio Arias por el artículo sobre la brocracia en la Administração Pública.
    En Potugal la situación no es diferente. Sin embargo, el Gobierno ha tomado medidas de simplificación que ha llevado a Portugal a los tops de los países menos burocráticos. Ejemplos: programa empresa en la hora (creas una empresa y la legalizas en una hora); IES . Información empresarial simplificada (toda la información financiera es enviada en formato digital y sólo a una entidad); Todos los Impuestos pueden y deben ser pagados vía internet; etc etc. Ver programa SIMPLEX. Pero aún falta mucho para el modelo perfecto. Hay vicios en la Administración pública y resistencias que llevarán una generación antes de que sean resueltos

    João Carvalho. Universidade do Minho. Portugal

    Me gusta

  7. Me repito. El tema es infinito. Leí la famosa novela sobre un Bufete de aspecto “legal” pero de y para la Mafia, precisamente en La Modelo. Quien me la regalaba sabía el porqué y cómo de mis desgracias. Pero ni a mis íntimos ni a los periodistas que compararon algún Bufete con “LA TAPADERA” no les argumenté entonces que “no era aquello”. El Bufete no defendía ni blanqueaba para mafiosos, era en si mismo LA MAFIA, tal como surge del SISTEMA ESPAÑOL. Nuestra Tapadera y decenas de Tapaderas no trabajan para mafiosos, son los mafiosos. Ellos y SUS jueces, secretarios, inspectores de Hacienda, de Trabajo, policías, fiscales, y políticos.

    Y en nuestras Tapaderas nunca surge un Tom Cruise. Es imposible, los del primer escalón no se enteran de nada, llenan papeles, becarios o recién licenciados, casi gratis, y gastando suela por los pasillos de los Palacios de Justicia, y los que “ascienden” son hijos, sobrinos, y hasta pillados y condenados que el Bufete contratará una vez descubiertos, o limpios jubilados, aunque “toda Barcelona” sepa de su perversión. Pero que duda cabe que de los hasta CIEN PROFESIONALES, y 35 bufetes asociados, los hubo no solo sabedores (“Lo sabía toda Barcelona”), sino partícipes, incluso aportando sus “amistades” y su sabiduría. Y si el secretario, por su libro “La toga manchada de Piqué Vidal”, nos demuestra que la mano derecha del jefe no sabía lo que hacía su izquierda, tuvo varias “manos derechas” participando de un proceso delictivo aunque solo fuera por “explotar” a su amistades oficiales. Ante el clamor y denuncias muchos profesionales se despidieron, alguno clamando por su honorabilidad, pero nadie de su entorno denunciaría, absolutamente nadie. Y el “no profesional” secretario que le denunciara en Fiscalía salió denunciado por “chantaje” y condenado a un año y medio de prisión.

    (ver http://www.lagrancorrupcion.com)

    Me gusta

  8. Pingback: El arte de regalar | Antonio Arias Rodríguez es Fiscalización

  9. Pingback: » Europa contra “el papeleo”

  10. Pingback: Europa contra “el papeleo” | Antonio Arias Rodríguez es Fiscalización

  11. Pingback: El arte de regalar | Antonio Arias Rodríguez es Fiscalización

  12. Pingback: Trabas y papeleo – Fiscalizacion.es

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .