La Universidad al borde del ataque de nervios

Ángel Gabilondo, presidente de la conferencia de rectores españoles (CRUE), clausuró el viernes pasado, en la Universidad Politécnica de Valencia, el V Congreso Iberoamericano de Docencia Universitaria. Aprovechaba el foro para reclamar a las Administraciones el cumplimiento de los pactos de financiación. La mejora del sistema universitario y la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior irían mejor con más recursos. “Pero la financiación”, dijo, “no lo es todo”: se necesita un “cambio en la cultura universitaria“, y modernizar una forma de gestión que resulta “demasiado rígida y poco operativa”.

Durante las últimas semanas asistimos a un rosario de noticias relativas a los difíciles tiempos que vienen para los servicios públicos, como es el caso de la educación superior. Ya hemos dicho que vienen malos tiempos para la lírica. En principio, el dinero no debería ser un problema: el Congreso de los Diputados ha instado por unanimidad al Gobierno a aumentar la financiación de las universidades y a garantizar la suficiente dotación presupuestaria para costear la adaptación del sistema universitario al proceso de Bolonia. 

En este marco, el rector de la Universitat Poltècnica de Catalunya (UPC), Antoni Giró, acaba de despacharse frente al Ministerio, declarando que si el Gobierno hubiera querido diseñar “peor” la estructuración del Espacio Europeo de Educación Superior, “difícilmente lo hubiera hecho peor”. Tampoco faltan voces (Joaquín Sevilla) que denuncian la estafa al proceso, desde el principio, donde los grados deberían ser de 3 años. Pero, los alumnos, ni se han enterado.

Se nota que los rectores están apurando la confección de los presupuestos universitarios. Como recuerda hoy el digital de Expansión (Función Pública) la transferencia corriente que envía la Administración Autonómica se dedica casi por entero a pagar las nóminas de los empleados públicos. Poco margen queda para las políticas de calidad o mejora contínua. La Comunidad Valenciana ha debido hacer filigranas para cuadrar el presupuesto para las Universidades, en lo que el diario El País titula “El mito del sistema mejor financiado“. Andalucía, sin embargo, crece un 11,6% en su Consejería de Ciencia.

La Ministra española de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, presenta estos días la estrategia Universidad 2015, que “pretende situar a España entre los 10 países más avanzados del mundo en educación superior universitaria, ciencia, tecnología e innovación y a nuestras universidades entre las más atractivas y competitivas de Europa, garantizando que el sistema universitario español en su conjunto, siga avanzando hacia la excelencia y se consolide en el contexto internacional”.

El problema es que la Administración del Estado no tiene competencias en materia de financiación universitaria. El lunes 10 la Ministra presentará el borrador de Estatuto del Personal Docente e Investigador que plantea la regulación de la carrera funcionarial basada en la obtención de méritos docentes, investigadores y de transferencia del conocimiento, así como las condiciones en las que los profesores o investigadores funcionarios universitarios podrán participar en la gestión y explotación de los resultados de su investigación. Tambien aspira a promover la movilidad entre el sector público y también con el sector privado. Como reconoció Garmendia en su visita a la Universidad de Oviedo: “necesitamos que profesores españoles vayan a otros países y de otros países vengan por un tiempo a impartir docencia”.

En europa, se están produciendo intentos de reforma universitaria que han movilizado a los estudiantes. Francia aprobó el año pasado una Ley de “libertad y responsabilidad de las Universidades”. Su aplicación será gradual con el objetivo final de lograr una autonomía universitaria similar a la española. Un presupuesto por el que pasen todos los gastos e ingresos universitarios (los funcionarios cobran directamente del Ministerio) y se asumirá la titularidad del patrimonio inmueble.

Pero también se habla de bloqueo de los reclutamientos: en los próximos tres años está prevista una sola contratación por cada cinco jubilaciones. Así mismo, los franceses se enfrentan a una importante reducción (20%) de sus presupuestos: hasta 2013 está prevista una supresión de 1441 millones de euros, según el colectivo Attac.org , que anticipa una degradación del número de estudiantes por profesor, el deterioro de la calidad de la enseñanza, de la investigación y de todos los servicios auxiliares, como los comedores, las bibliotecas o las residencias universitarias.

No han faltado quienes han entendido que esto significa mercantilizar la Universidad Pública. Pero Italia quería ir más allá.

Italia

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha decidido congelar el proyecto de reforma universitaria que su Gobierno pretendía presentar la próxima semana, tras las protestas estudiantiles por la nueva ley de educación.

Las manifestaciones callejeras de alumnos, padres y profesores de los colegios italianos, que llegaron, incluso, a materializarse en una huelga del sector el pasado jueves -un día después de la aprobación de la ley-, han conseguido paralizar la reforma universitaria, que el ministerio quiere llevar con más calma, después del revuelo suscitado por la ley y prefiere, por ello, no presentar un proyecto para la Universidad.

Este proyecto, promovido por la ministra de Educación, Mariastella Gelmini, pretende llevar a cabo recortes en los presupuestos universitarios, bloquear la “proliferación” de las asignaturas e, incluso, suspender los concursos públicos para los profesores. De hecho, los fondos para la financiación de la Universidad pública italiana ya han sido recortados en 700 millones de euros para 2009.

Las calles italianas, sobre todo las romanas, han sido escenario estas últimas semanas de continuas protestas de estudiantes contra la reforma, que fue aprobada el pasado miércoles y que contempla, entre otras medidas, una reducción de 87.000 empleos en la enseñanza, dutante los próximos tres años.

5 comentarios en “La Universidad al borde del ataque de nervios

  1. Querido Antonio,
    Una embrollo de magnitud increible. Quien iba a decir hace años cuando se creó aquella comisión para fiinanciar la universidad mejor que veríamos este desastre.
    Se aprueba la necesidad de más dinero, a propuesta del Ministerio, y ahora todo este lío.
    Un abrazo

    Me gusta

  2. Vicente J. Benito Gil

    Como muy bien se afirma en el articulo, España, ni habiendolo planificado al detalle, habría podido hacer peor sus deberes respecto al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). La falta de ideas, de directrices y de ganas, por parte de todos los gobiernos existentes desde 1999 (PP y PSOE), no solo han ignorado las recomencadiones contempladas en el marco del Bolonia, sino que además se han quitado “el muerto de encima” trasladando a las universidades la responsabilidad del: “quieren autonomia, tomenla TODA, a ver si se empachan”. Por nuestra parte, las universidades, una vez más estamos dejando pasar una ocasión histórica para reformar nuestras estructuras burocráticas y endogámicas, tanto en el plano académico como en el investigador y administrativo. Los nuevos planes de estudio y titulaciones se convierten, una vez más, en luchas de sillas y de poder corporativo. ¡Qué lástima que desaprovechemos esta ocasión histórica!, ¿quién puede creernos en la sociedad cuando en las universidades se habla de planificación estratégica, de calidad, de mejora…? ¡cuanta falacia! y cuanto desperdicio de medios y de esfuerzos. Ojalá el sentido común llegue, al menos a la CRUE, mediante alguna propuesta de armonización del proceso de Bolonia en España, claro está que primero deberá haber consenso y paz académica, empezando por la responsabilidad que en ello tienen los diferentes equipos rectorales.

    Me gusta

  3. Además de agradecerle a Antonio la cita a un comentario mío previo, quiero aprovechar para insistir telegráficamente en algunas ideas de las que estoy plenamente convencido:
    – La incorporación al EEES se está haciendo muy mal. Por las presiones de la propia universidad (solo hay que ver lo que defienden los Rectores), y por la dejación (quizá imposibilidad real) de legislar por parte del Gobierno central.
    – La desaparición de “titulaciones oficiales” a cambio de “titulaciones registradas” (y quizá acreditadas) puede parecer muy moderno pero creo que es un error monumental. El tiempo lo dirá.
    – A pesar de lo anterior, la Universidad actual es la mejor que ha tenido España en toda su historia, y aunque no tiene ninguna institución concreta en el top 100 (frase que se repite hasta la saciedad) ocupa un meritorio puesto 19 en el “medallero”.
    – El recorte económico que se avecina, brutal en algunos casos, no tiene nada que ver con todo lo anterior. No ayudará en nada a la reorientación de los procesos que no van por buen camino, y hasta servirá de justificación para hacer las cosas mal, aún peor.

    No se si la Universidad es una cuestión “lírica”, pero los tiempos si son malos, malísimos…

    Me gusta

  4. Pingback: Antonio Arias Rodríguez es Fiscalización » Blog Archive » Gerencia Universitaria

  5. Ximena Bernal

    Con relación a este artículo, quisiera comentar algo que ocurre en las universidades estatales en nuestro país.
    Los valores aportados por el gobierno, no siempre permiten cubrir todas las necesidades de la institución, en algunas ocasiones han existido algunos inconvenientes con las administraciones por cuestiones monetarias.
    Varios de estos gastos son solventados con los cobros que se hacen por concepto de matrículas al inicio del año universitario, estos se realizan de manera diferenciada considerando la capacidad de pago de los jóvenes.
    Actualmente con las nuevas disposiciones del gobierno, la educación universitaria de tercer nivel será totalmente gratuita, pero si el alumno no aprueba el año, para el siguiente tiene la obligación de cancelar todos los valores que antes le fueron entregados.
    Es verdad que esta decisión del gobierno es acertada ya que no hay nada más cierto que a la educación se la puede considerar como base para el desarrollo de un país y que mejor que se abran oportunidades para que una mayor cantidad de jóvenes que antes no tenía posibilidades de acceder a recibir educación superior ahora lo hagan.
    Todo esto digamoslo así esta en proyecto, empezará a realizarse para el próximo inicio de clases octubre 2009; las universidades tienen ahora que justificar sus gastos y presentarlos al gobierno con el fin de que se incremente el valor de las partidas, solo esperemos que el Gobierno tenga los recursos necesarios y no existan atrasos ni recortes presupuestarios que ocasionen crisis en las universidades, cuyos únicos perjudicados son los estudiantes.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .