Equilibrios en el peaje sombra

5 comentarios

Los grupos políticos navarros mantienen desde hace años un intenso debate sobre la inclusión -o no- dentro de la información periódica sobre endeudamiento que debe remitir el Gobierno al Parlamento foral. En abril pasado, se llegó a una fórmula de compromiso: decidieron, de manera unánime, pedir a la Cámara de Comptos la elaboración de un informe de fiscalización sobre los aspectos financieros, económicos y de amortización de los denominados “peajes en la sombra” que en estos momentos se están pagando con cargo a los Presupuestos Generales de Navarra y que ya había sido objeto de otro informe singular.

Pues bien, la Cámara de Comptos de Navarra acaba de publicar ese informe, donde analiza la figura del Peaje Sombra en la Comunidad Foral y llega a una solución algo salomónica. Formalmente no computa pero es una deuda como un pino de grande y debe tenerse bien presente, porque hay que pagarla en el futuro y, además la normativa puede cambiar. Veámoslo.

 

¿Que es es peaje sombra?

Mediante el llamado peaje en la sombra, la Administración adjudica a una empresa privada la construcción, y normalmente la gestión y mantenimiento de una infraestructura, y le retribuye mediante un canon anual en función del uso de la infraestructura.

Esta herramienta se ha utilizado con profusión en la construcción de vías de comunicación y en el sector sanitario, normalmente para proyectos que requieren un importante gasto de capital, su período de amortización es dilatado y el principal comprador de los servicios es la Administración.

Se trata de un modelo de Colaboración Público Privada surgido como forma de eludir los compromisos de endeudamiento y déficit vinculados a la normativa de estabilidad presupuestaria nacional y – sobre todo- comunitario, a través del Sistema Europeo de Cuentas -SEC95. En la elaboración de esta normativa juega un papel esencial la “Oficina Estadística de la Unión Europea” (EUROSTAT) y en España, la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), que es la encargada de elaborar las cuentas públicas, siguiendo los criterios de contabilidad nacional.

Las actuales directrices de EUROSTAT señalan que no debe computar a efectos de déficit si la empresa privada asume el riesgo de construcción y uno de los otros dos riesgos (disponibilidad y demanda), como hemos presentado en otra entrada de esta bitácora.

El análisis de los auditores

En el caso de la Autovía del Camino, que es la única terminada, el Gobierno Foral pagó en 2009 un total de 37,57 millones, un 17% más de previsto, debido a un mayor tráfico. En los tres años de funcionamiento (desde 2007) el Ejecutivo ha abonado 18 millones más de los que se habían calculado en un principio, lo que reporta en beneficio para la empresa gestora, cuando no preveía beneficio alguno hasta el quinto año de funcionamiento de la autovía.

El Ministerio de Economía y Hacienda ya consideró que las actuaciones vigentes en Navarra financiadas mediante peaje en la sombra cumplían los requisitos señalados por EUROSTAT para no computar como deuda a efectos de lo señalado en el SEC 95. Sin embargo, la Cámara de Comptos avanza que los proyectos de modificación de las normas contables, todavía no aprobadas en el ámbito estatal, “están contemplando un cambio en la consideración del peaje en la sombra, al entenderlo como un arrendamiento financiero y, por tanto, con efectos en el déficit y la deuda pública”.

Lo mejor de todo lo encontramos en la página 17, párrafo de abajo del todo, con el que concluimos:

En el fondo, el peaje en la sombra, aunque cumpla los requisitos establecidos por EUROSTAT, no deja de ser una operación de “ingeniería financiero-contable” autorizada para facilitar la actividad inversora de las administraciones públicas en una época de restricciones presupuestarias.

Plural: 5 comentarios en “Equilibrios en el peaje sombra”

  1. En relación con esta entrada, habréis conocido que la ministra de Economía, Elena Salgado, desveló ayer unos datos respecto a la deuda de Navarra y su déficit sustancialmente diferentes a los que hizo públicos el consejero navarro de Economía hace apenas 15 días.

    Los datos ofrecidos por el Estado suman a la deuda 149,8 millones más en función del cómputo de varios conceptos como los aplazamientos por IVA (116,9 millones) y el peaje en la sombra (32,9). Con esta cifra de deuda el déficit de Navarra se eleva al 3,5% del PIB, sobrepasando así en un 0,82% el límite que estaba establecido en el 2,4% (más 0,25% por inversiones productivas).

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s