Crónica negra

5 comentarios

Perdonen si les parezco pesimista. Se acabó aquel utópico ideal de vida basado en la hipótesis de que una economía puede crecer de manera sostenible a lo largo del tiempo. En consecuencia: ¿pueden seguir creciendo las prestaciones públicas de nuestro Estado de Bienestar? ¿Hacia donde va nuestro sector público?  

Parece que hemos retrocedido décadas. No lo digo por el titular que nos presenta el diario El País, cuyo protagonista italiano no se caracteriza por ser ejemplo de nada. Es que la realidad presupuestaria occidental es bastante triste. Cameron privatizará casi todos los servicios públicos británicos. Portugal, sencillamente no puede pagarlos y la intervención de la UE y el FMI es tan inminente como inevitable, a la espera de que se forme un nuevo Gobierno tras las elecciones del 5 de junio. En EEUU, la parálisis del presupuesto federal hace peligrar muchos servicios, pues pasado mañanavence la resolución de prórroga presupuestaria que financia las agencias federales y, si el Congreso no aprueba una extensión temporal o permanente, lo más probable es que haya un cierre del Gobierno.

España en el cajón

He empezado a verlo todo negro tras leer el último informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía, referida a la Cuenta General del ejercicio 2009, donde encontramos en su página 237, las siguientes cuantías, en millones de euros, del saldo de la cuenta 409 “Acreedores por operaciones pendientes de aplicar a presupuesto” que en los últimos cinco ejercicios presenta la siguiente evolución, hasta llegar a los 1.483 millones de euros:

La cifra es similar a la presentada hace unos meses por la Comunidad Valenciana. En Cataluña, pasado el debate electoral, los titulares de la prensa reflejan un intenso debate sobre el recorte los recursos aplicados a los servicios públicos.

Hemos descubierto, de golpe, que no podemos pagar nuestros principales servicios públicos. Esto hace a El País trasladar la preocupación por los futuros recortes, tras el proceso electoral del próximo mes de mayo. Se nos avanza que habrá recortes en las plantillas sanitarias y docentes. El debate del Copago intenta eludirse pero la sostenibilidad del sistema sanitario tiene mal pronóstico: más impuestos o copago, parece la disyuntiva. El Estado escurre el bulto en la financiación de la dependencia que es asumida en mayor parte por las Comunidades Autónomas (CCAA), cuya situación financiera se ha deteriorado, con un gran aumento del endeudamiento.

En fin, una situación crítica, en el día en que el Gobiernoha elevado cinco décimas la previsión de paropara el 2011 y la ha situado en el 19,8%. Todos los mensajes indican que debemos acostumbrarnos a convivir con varios millones de desempleados.

Plural: 5 comentarios en “Crónica negra”

  1. Muy buen comentario. Se impone ser realista, las finanzas de nuestras Administraciones Públicas no van a mejorar en los próximos 4 años. Las decisiones que tomen nuestros representantes van a ser necesariamente de aumento de impuestos y de recorte de gastos. No podemos seguir acumulando deuda y dejar a las generaciones futuras una losa imposible de levantar. El modelo no funciona y hay que revisarlo a fondo. Es imposible que una sociedad que maltrata a la gente joven dejandola en el paro o pagandole salarios de miseria les exiga mantener el nivel de prestaciones al que hemos llegado. O mejoramos el reparto de la tarta o la tarta corre el riesgo de romperse.

    Me gusta

  2. Me llama la atención el tratamiento que le da El País a la noticia de Berlusconi. Por supuesto que semejante caballero no es santo de mi devoción, pero el titular no refleja con exactitud el fondo del asunto.

    Primero porque no ha vendido el Coliseo ni ha abierto la posibilidad de hacerlo. Segundo porque lo que ha hecho es favorecer a un socio que, indudablemente se lo agradecerá. Es decir, que a lo que ha abierto la mano es a una mayor corrupción, si puede imaginarse tal cosa.

    Ahora bien, sí que es verdad que, al hilo de la crisis, se está hablando de cosas que están fuera de lugar, como la enajenación del patrimonio histórico de las Administraciones Públicas para hacer frente a los pagos de las deudas del sector público.

    Creo que los análisis que se están haciendo respecto de la crisis nos están llevando a perder referencias esenciales.

    Parece que la economía financiera nos domina al punto de que nos hubiéramos empobrecido de repente.

    Puede llegar un momento en que sencillamente la solución sea la habitual en estos casos: permitir la quiebra.

    Sé que resulta muy audaz el planteamiento, pero la extravagante situación en que las economías desarrolladas se encuentran tiene por causa la ausencia de adecuado control y supervisión del sector bancario y financiero, que lejos de asumir sus responsabilidades, han visto como las administraciones públicas se hacían cargo de sus deudas, sin poner coto a ninguno de sus excesos, empezando por la hipertrofia de los mercados financieros y el papel absurdo que se sigue permitiendo desempeñar a unas agencias de rating carentes de todo rigor y que han tenido un papel destacado en sucesos que han terminado por convertirse en hechos delictivos.

    Yo creo, con toda honestidad, que la población europea debe plantearse de una vez no ya la cuestión de “ya no va a seguir siendo posible disfrutar de…..”, sin que nadie nos haya explicado porqué ya no es posible, qué ha sucedido realmente que lo impida, porque lo cierto es que no ha pasado nada absolutamente, salvo que se ha querido impedir la quiebra general del sistema financiero, y hasta se pueda plantear la venta del patrimonio histórico como salida, y empezar a preguntarse si no estamos siendo víctimas de una refinada estafa, y si merece la pena seguir sumiendo las imposiciones de un supersector financiero que condiciona los precios de una manera tal que asfixia la economía real.

    Yo sigo viendo a las agencias de rating campando por sus respetos y el precio del petróleo subiendo y bajando como en un tobogán enloquecido, al margen absolutamente de la oferta y la demanda reales del mercado, sujeto solamente a los mercados de derivados.

    Me gusta

  3. ¿Hacia donde va la auditoría pública?

    En el principio, la auditoría aplicada al sector público le abrió sus brazos a la auditoría privada…y sucumbió. Como otras actividades, dado que lo público ha carecido de confiabilidad. Y el dominio de lo privado ha resultado apabullante, al grado que impulsar el pensamiento de repensar lo público pareciera fuera de lugar. Y si se confunde lo público con lo privado, la ausencia de adecuados controles y supervisiones en el mundo económico y financiero, ha sido posible por la carencia de una adecuada fiscalización. Si, la auditoría pública le abrió los brazos a la auditoría privada, y acabó abriéndole las piernas también, aunque ahora la penetración la hacen, justificados en la supuesta colaboración.

    ¡Repensar lo público es refundar la auditoría para el sector de la colectividad!

    Me gusta

  4. Contundente editorial de La Vanguardia:

    Tras las elecciones, los municipios y gobiernos autonómicos de toda España no tendrán más remedio que aterrizar en la evidencia y dar la cara ante la ciudadanía, descubriendo así, de la noche a la mañana, un panorama sombrío que exige sacrificios y compromisos muy severos, también en los ámbitos más sensibles del Estado del bienestar, como ya han podido comprobar los catalanes.

    En el mismo sentido se puede ver editorial de La Nueva España:

    El aterrizaje forzoso que nos espera el día siguiente a las votaciones constituye un foco de incertidumbre para el futuro económico. Quien deba arreglar el desaguisado seguro que empieza por exigir nuevos sacrificios. Por eso, por lealtad y respeto, los ciudadanos merecen conocer la verdad, no cínicos ejercicios de opacidad como los que han llevado a Cataluña a la calamitosa pesadilla en que se ve envuelta ahora.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s