Insuficiencia presupuestaria crónica y trampas al solitario

No hay comentarios

goteroLa frase falsamente atribuida a James Dean, “Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver”, me hace recordar la euforia vivida por algunos ayuntamientos durante la bonanza de la pasada década del ladrillo. Un claro ejemplo de ello se encuentra en las conclusiones del reciente informe de fiscalización del Ayuntamiento de Valencia correspondiente al ejercicio 2013, realizado por la Sindicatura de la Comunidad Valenciana, que preside Rafael Vicente Queralt.

Se trata de un extenso trabajo, con multitud de aspectos a considerar como la contratación o las subvenciones. Sin embargo, queremos presentar hoy en la bitácora una interesante referencia que conjuga la revisión del cumplimiento de la legalidad con conceptos económicos estructurales. Así, entre las conclusiones (pág. 9) destaca como resultado del trabajo efectuado, que el presupuesto de 2013 no contemplaba los créditos suficientes para atender el cumplimiento de las obligaciones que como máximo se podían reconocer, infringiéndose el artículo 165 del TRLRHL. Esta insuficiencia afectaba, entre otros, a gastos para atender servicios, como alumbrado público o retirada de vehículos.

Por ello, debieron aprobarse, en 2013, expedientes de reconocimiento extrajudicial de créditos por importe de 52.846.086 euros, de los que 4.908.221 euros corresponden al ejercicio 2013. En 2014 y 2015, los expedientes de reconocimiento extrajudicial de créditos, correspondientes a gastos de 2013, superaron los 34 millones de euros. Mientras tanto, la transferencia prevista en el presupuesto no cubría el desfase del ejercicio 2013 de la Empresa Municipal de Transportes (ENT) en 2.328.535 euros, ni tampoco las pérdidas acumuladas de 41.903.009 euros, derivadas de la gestión de los ejercicios 2006, 2007, 2009 a 2012.

La Sindicatura reprende estas insuficiencias:

“El Ayuntamiento reincide en la práctica de realizar gastos, prescindiendo del procedimiento legamente establecido, tanto presupuestario como de contratación. Ello supone una vulneración del artículo 173.5 del TRLRHL, que sanciona con la nulidad de pleno derecho aquellos acuerdos, resoluciones y actos administrativos que supongan adquirir compromisos de gastos por cuantía superior al importe de los créditos autorizados en los estados de gastos, sin perjuicio de las responsabilidades a que haya lugar”.

El Ayuntamiento aprobó dos planes económico-financieros, uno derivado del incumplimiento de la estabilidad presupuestaria de la liquidación del presupuesto de 2011 y otro por el incumplimiento de la regla de gasto de la liquidación del presupuesto de 2013. Sin embargo, su supervisión ha sido deficiente:

“la Generalitat ordenó el archivo de estos planes cerca de un año después de su presentación, cuando debían haber sido aprobados en el plazo de 2 meses (artículo 23.1 de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril) lo que supuso que el Ayuntamiento no aplicara las medidas contenidas en los respectivos planes”.

Este archivo de actuaciones, del 30 de abril de 2015 (un mes antes de las elecciones autonómicas y locales) se produce en base al informe de estabilidad presupuestaria sobre la liquidación del presupuesto consolidado del ejercicio 2014 que indicaba el cumplimiento de la regla de gasto.

Perdidas elevadas y reiteradas en la EMT

Por ejemplo, el informe de la Intervención de estabilidad presupuestaria sobre las cuentas de los entes dependientes y sociedades que no forman parte del sector Administraciones Públicas de 2013 ya señalaba (sobre la EMT) que las cuentas anuales del 2013 reflejan una situación de desequilibrio financiero en términos de estabilidad presupuestaria, por incurrir en unas pérdidas de 57.588.535 euros superiores al importe de la aportación municipal en 2.328.535 euros.

En la novena alegación (Anexo VIII) el ayuntamiento señalaba que en la elaboración del presupuesto no se había incumplido el citado artículo 165 del TRLRHL en relación con la suficiencia de los créditos, ni realizado gastos para los que no existía crédito suficiente y adecuado. La Sindicatura contesta las alegaciones severamente:

“Esta situación se produce de forma repetitiva ejercicio tras ejercicio. Así, los expedientes de reconocimiento extrajudicial de crédito aprobados en 2013 y 2014, ascendieron, respectivamente, a 52.846.086 euros y 41.294.156 euros. La mayoría de estos gastos corresponden a servicios de competencia obligatoria y por tanto recurrentes o de encomiendas de gestión efectuadas a empresas municipales (…) Todo ello sin considerar la falta de dotación en el presupuesto para hacer frente al desfase del ejercicio 2013 de la EMT … Este hecho era conocido por el Ayuntamiento, como consta en los informes de estabilidad presupuestaria y en los informes de auditoría sobre las cuentas de la EMT”.

Por tanto, la Sindicatura entiende que los estados de gastos del presupuesto no incluían los créditos necesarios para garantizar de forma suficiente el cumplimiento de las obligaciones exigibles y de los gastos de funcionamiento de los servicios (artículos 165 y 166 del TRLRHL). Las consecuencias de esta situación llegan a áreas como la tesorería y contratación, donde el plazo medio de pago de la muestra revisada por la Sindicatura para 2013 y 2014 ascendió a 81 días, superior al máximo de 30 días establecido por el TRLCSP, “lo que supone que dicho plazo no se cumplió en un 89,9% de los pagos analizados” (pág. 47).

Información al Pleno del Ayuntamiento

Lo sorprendente es que este cadaver se ha ido fraguando dentro de la necesaria información y dación de cuentas al Pleno municipal. Así, está vigente un plan de ajuste 2012-2022 que se aprobó para acceder a las medidas extraordinarias de liquidez y sobre el que se hace un seguimiento trimestral y se da cuenta al Pleno. Además la Sindicatura confirma que, en 2013 y 2014 se ha cumplido con la obligación de elaborar trimestralmente un informe sobre el cumplimiento de los plazos previstos en la Ley 15/2010, de 5 de julio, para el pago de las obligaciones del Ayuntamiento, y su consiguiente remisión al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Y también se emitieron los correspondientes informes de estabilidad presupuestaria previstos por la Ley y se ha comprobado el razonable cumplimiento de las obligaciones trimestrales y anuales, de información regular sobre la estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera donde destaca que las cuentas anuales del 2013 reflejan una situación de desequilibrio financiero en la EMT en términos de estabilidad presupuestaria, por incurrir en unas pérdidas de 57.588.535 euros -superiores al importe de la aportación municipal en 2.328.535 euros-, y un patrimonio neto negativo al cierre del ejercicio de -25.931.110 euros, cuya asunción íntegra en el primer caso y su saneamiento en el segundo con restablecimiento de 2/3 del capital, no serían compatibles con el cumplimiento por el Ayuntamiento de Valencia del objetivo de estabilidad de equilibrio. En este informe se reitera la necesidad de aprobar un plan de saneamiento.

Ya sé lo que estáis pensando: tanta información proporcionada … ¿para qué?: Para dejar un bonito cadáver. La frase proviene de la película “Llamad a cualquier puerta” de Nicholas Ray, donde un abogado de prestigio, interpretado por Humphrey Bogart, basa la defensa de un joven delincuente explicando al jurado lo dura que ha sido su vida …

Rafael Vicente entrevista

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s