Informe Anual del Tribunal de Cuentas Europeo-2008

5 comentarios

El presidente del Tribunal de Cuentas Europeo, Vítor Caldeira, presentó ayer, en una rueda de prensa, el informe que, por segundo año consecutivo, esa institución formula una opinión sobre la fiabilidad de la ejecución del presupuesto de la Unión Europea. El próximo martes 17 de noviembre se presentará también en el Senado de España.

OPINIÓN

El Tribunal debe emitir una opinión sobre la ejecución del presupuesto de la UE distinguiendo entre la auditoría financiera (puramente contable) y la de legalidad. La primera obtiene una opinión sin reservas (favorable) porque el Tribunal concluye que las cuentas anuales de la Unión Europea correspondiente al ejercicio 2008 representa fielmente, en todos sus aspectos significativos, la situación financiera de las Comunidades, así como los resultados de sus operaciones y los flujos de tesorería.

Respecto de la legalidad y regularidad de las operaciones subyacentes a las cuentas, los resultados globales de 2008 reflejan las mejoras logradas en la gestión del presupuesto en los últimos años, en el mayor grupo de políticas (“Agricultura y recursos naturales”), que representa casi la mitad del presupuesto comunitario donde, por vez primera, el Tribunal no emite una opinión desfavorable, sino con reservas porque el porcentaje de conjunto de error es inferior al umbral de materialidad (es inferior al 2%). No es así la del capítulo de desarrollo rural y la I+DT, que sí que sobrepasó ese porcentaje.

Cohesión”, segundo grupo de políticas más importante con al menos a una tercera parte del presupuesto, sigue siendo un ámbito problemático para el Tribunal, el más afectado por errores. El Tribunal considera que al menos el 11 % del importe total reembolsado no debería haberse pagado.

Los auditores entienden que en muchas situaciones, los errores son consecuencia de la excesiva complejidad de normas y reglamentos. La simplificación, por tanto, sigue constituyendo una prioridad para la Unión Europea.

Reservas

Con respecto a 2008, el Tribunal emite opiniones favorables sobre la legalidad y la regularidad de los ingresos, los compromisos de todos los grupos de políticas y los pagos en los grupos de políticas “Educación y ciudadanía” y “Gastos administrativos y otros gastos”.

El Tribunal emite opiniones con reservas respecto de dos grupos de políticas. El Tribunal concluye que los pagos correspondientes al grupo de políticas “Agricultura y recursos naturales”, con excepción de desarrollo rural, y los pagos del grupo de políticas “Asuntos económicos y financieros”, con excepción del gasto correspondiente al sexto programa marco de investigación y desarrollo tecnológico (VI PM) (entre el 2% y el 5% de errores), son, en todos sus aspectos significativos, legales y regulares.

El Tribunal formula opiniones desfavorables respecto de los grupos de políticas “Cohesión”, “Investigación, energía y transporte” y “Ayuda exterior, desarrollo y ampliación”. Los pagos en estos grupos de políticas están significativamente afectados por errores, aunque con niveles diferentes.

En palabras de Vítor Caldeira, presidente del Tribunal de Cuentas Europeo, en conjunto, parece registrarse una disminución de los porcentajes de error respecto a ejercicios anteriores, debido a las mejoras en la gestión del presupuesto, pero persisten la complejidad de los marcos jurídicos y los problemas en algunos sistemas de control. Para preparar las propuestas de revisión del Reglamento Financiero, un nuevo marco financiero y un presupuesto reformado, la Comisión deberá prestar la debida consideración a las consideraciones del Tribunal, contenidas en este informe anual.

Metodología

El Tribunal de Cuentas Europeo es un ejemplo de buenas prácticas, por muchas y variadas razones, que ya expusimos en esta bitácora. También por su útil Manual de auditoría de gestión que es una joya. Destaca siempre por su claridad en la exposición y por su carácter constructivo. que tiene su máximo exponente en la presentación detallada de las observaciones y alegciones.

Así, frente al sistema tradicional de informes de fiscalización donde las alegaciones figuran como anexo al documento de auditoría, la UE plantea un sistema donde las Respuestas de la Comisión Europea figuran junto a cada una de las Observaciones del Tribunal. Se divide la hoja del documento en dos partes, como puede verse arriba. Un esquema muy respetuoso con el Ente fiscalizado, casi en pie de igualdad, que permite al lector conocer directamente las explicaciones (con sus causas o consecuencias) sin tener que acudir a otro documento para ello.

Algo natural en el enfoque de las fiscalizaciones del Tribunal de Cuentas Europeo, ya desde el trabajo de campo, tal como prevé en ese manual, que dice claramente (pág. 53):

El diálogo permanente y la compresión mutua entre los auditores y el personal de la entidad controlada, enfatizado en el “enfoque sin sorpresas” del Tribunal, son esenciales, a efectos de garantizar una buena acogida de las conclusiones y recomendaciones que se presenten en el informe de auditoría.  Deberán planearse contactos con el personal de la entidad controlada durante toda la auditoría, con el fin de mantenerlo continuamente informado de la evolución de los trabajos. A continuación figuran los momentos en los que es habitual contactar con la entidad controlada y las cuestiones sobre las que se suele informar …

El Presidente del Parlamento europeo recibe el informe del TribunalFoto: cortesía del Tribunal de Cuentas Europeo

5 comments on “Informe Anual del Tribunal de Cuentas Europeo-2008”

  1. Resultar titular de la potestad de fiscalizar la gestión económico-financiera y de legalidad de las Administraciones Públicas no garantiza, per se, que la razón -al menos, técnica- y/o su forma de explicarla a terceras personas devengan siempre más protegidas de tu parte. Bienvenida sea, pues, la metodología empleada por el Tribunal de Cuentas Europeo en sus informes de auditoría y/o fiscalización.

    En mi opinión, dicho procedimiento no sólo brinda mayor respeto a la entidad fiscalizada –que lo hace, aun sin ser lo más importante-, sino que serviría mejor al principio de transparencia en la dirección y gestión de los asuntos públicos y en definitiva a los ciudadanos e intereses generales en su conjunto: no a los posibles intereses de los ‘fiscalizados’ o a los de los ‘fiscalizadores’, como si por alguna razón pudieran resultar contradictorios y/o distintos de los generales.

    En aras al ‘carácter constructivo’ que preside el ejercicio de la función fiscalizadora, es deseable que algún día tanto el Tribunal de Cuentas como el resto de los OCEX españoles sigan ese camino.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s