Éxito laboral y universitarios

José Ginés Mora

José Ginés Mora Ruiz es el director del Centro de Estudios en Gestión de la Educación Superior de la Universidad Politécnica de Valencia. Es un gran divulgador y un controvertido conferenciante al que no asusta dar titulares de prensa como el que preside la entrada de hoy.

Es uno de nuestros principales investigadores sobre equidad y eficiencia del sistema educativo español, donde mantiene una destacada línea de trabajo sobre competencias y empleo de los graduados universitarios.

En el último número de la Revista de Educación publica un interesante artículo (descargar pdf) que realiza un análisis del «éxito laboral» en la incorporación de los titulados universitarios europeos al mercado de trabajo basándose tanto en concepciones tradicionales sobre el éxito como en otras consideraciones más adecuadas a la realidad actual. A través de los datos obtenidos de una macro-encuesta realizada en trece países europeos a 33.616 titulados universitarios en el curso 1999-00, cinco años después de su graduación, pone en evidencia la necesidad de informar mejor a la sociedad sobre el mercado laboral europeo, al tiempo que se ofrece pistas para lograr un mayor ajuste entre dicho mercado y la oferta académica en términos de expectativas y compromiso de los titulados.

Siempre se han considerado como exitosas las carreras profesionales que incluían el desempeño de algún cargo bien remunerado y en una posición elevada en la jerarquía de la organización. Sin embargo, cada vez más individuos con este perfil no se encuentran satisfechos con su situación laboral. Algunos autores denuncian frecuente pérdida de sentido del trabajo que algunos profesionales realizan, e incluso frustración y estrés, poniendo en duda la relación entre el éxito personal de los empleados y el éxito en la empresa.

Este «éxito laboral» tiene una dimensión objetiva que suele medirse a través de indicadores cuantificables, como el salario y la posición jerárquica de la organización, la movilidad laboral, el tipo de contrato, el ajuste entre la educación recibida y el empleo. Por otro lado, ese éxito suele tener una dimensión subjetiva, que utiliza como indicador más adecuado la «satisfacción laboral».

Partiendo de una concepción amplia del éxito laboral, Ginés Mora identifica y cuantificarlas diferentes dimensiones del éxito entre los graduados universitarios de reciente incorporación al mercado laboral en diversos países europeos, analizando las percepciones de los graduados en relación a distintos aspectos del trabajo.

En la encuesta se pedía a los graduados que indicaran el grado de importancia que tiene, en una escala de uno a cinco, cada uno de estos aspectos: Autonomía en el trabajo; Estabilidad laboral; Oportunidad de aprender cosas nuevas; Ingresos elevados; Afrontar nuevos retos; Buenas perspectivas profesionales; Tener tiempo para actividades de ocio; Reconocimiento/prestigio social; Oportunidad de hacer algo útil para la sociedad; y Facilidad para combinar trabajo y familia.

Conclusiones

No deja de sorprender que nuestro recientes titulados otorgan las valoraciones más altas a «Oportunidad de aprender cosas nuevas», «Autonomía en el trabajo» y «Estabilidad laboral», mientras que valoran menos «Reconocimiento y prestigio social», «Ingresos elevados» y «Oportunidad de hacer algo útil para la sociedad». Hay algunas diferencia por países, como puede verse en la tabla siguiente:

EL «ÉXITO LABORAL» DE LOS JÓVENES GRADUADOS UNIVERSITARIOS EUROPEOS

Véase que los españoles valoramos sobre todo la estabilidad y la conciliación, mientras que alemanes y austriacos la autonomía en el trabajo.

Hay tres apartados que merecen una reflexión: tener ingresos elevados, la disponibilidad de tiempo libre al margen del trabajo y la estabilidad laboral. Unas valoraciones que son diferentes según el país. Sin embargo, las relaciones entre « tener un empleo que proporcione ingresos elevados» y el «salario mensual» son bastante débiles en toda Europa, aunque positivas, porque crece en la medida que lo hace el salario del titulado. El dinero genera adicción.

Respecto a la disponibilidad de tiempo, son precisamente las personas con una jornada laboral con menor número de horas (por tanto, se supone con mayor tiempo libre), las que mayor importancia dan a un empleo con este aspecto. El ocio también genera adicción (¡Creo que tenemos un problema!).

Por último, el interés por tener un empleo estable crece en la medida que lo hace el salario que actualmente tiene el titulado. Ya lo decía Maslow. Sin embargo, estos días también ha sido noticia que los universitarios españoles son los peor pagados de la OCDE: en EE UU, Portugal o Reino Unido los universitarios cobran el doble.

2 comentarios en “Éxito laboral y universitarios

  1. Pingback: ¿Le gustaría ser Rector? | Antonio Arias Rodríguez es Fiscalización

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.