El nonólogo de Ramón Muñoz

3 comentarios

 

ramon-munozRamón Muñoz Álvarez (en la foto) recibió en Maspalomas, el 11 de julio pasado, la medalla de oro del Tribunal de Cuentas Europeo, de manos de su presidente, el austríaco Hubert Weber.

Ramón es un heterodoxo; una cualidad muy apreciada por sus amigos y que, con motivo de su jubilación, se ha acrecentado. Colabora con nuestra bitácora generando discusión y enviándonos SUS recomendaciones para el ecosistema de la fiscalización, que resume en nueve apartados una vida profesional de medio siglo al servicio del Tribunal de Cuentas:

Nueve recomendaciones para el ecosistema de la fiscalización:

1º)

    Modificación de las normas que rigen los nombramientos de los miembros de los Tribunales de Cuentas abriendo posibilidades más allá de los estrictos límites de los grupo políticos.

2º) Exactamente igual para los funcionarios de los puestos directivos, introduciendo mecanismos que nos alejen de subjetivismo, legalmente establecido, en el que nos movemos desde el año 1984.

3º) Análisis profundo de las aplicaciones de nuestras funciones y de su adaptación a los conceptos y las prácticas que exige nuestro mundo de hoy y la tecnología que nos rodea. Por lo tanto, reformas que pudiéramos llamar técnicas.

4º) Reformas institucionales orientadas a evitar la profusión de órganos, organismos, servicios y departamentos que tienen como función única la fiscalización de las cuentas y de lo que se ha dado en denominar gestión de los fondos públicos.

5º) Más acercamiento, más colaboración con las administraciones fiscalizadas para dar mayor eficacia a nuestras tareas. No es posible seguir en nuestras “torres de marfil” ni un día más.

6º) Más eficacia en las relaciones con el Parlamento, sea desde el punto de vista del estudio de los informes, sea desde la visión que los parlamentos tienen de las comparecencias de los dirigente de los Tribunales de Cuentas.

7º) La formación de los funcionarios y de los miembros ha de tomarse más en serio. Hay que salir de la superficialidad de los seminarios y los “cursos” de dos o tres días con discursos, soliloquios de los mismos para los mismos y acerca de lo mismo, y entrar en eso de lo que hablan las Normas de INTOSAI: el reconocimiento de las deficiencias formativas y la complementación de los conocimientos.

8º) No es posible seguir dando pasos en la dirección quasi decimonónica en la que ahora estamos y no entrar en el análisis de los sistemas y de la organización, que representan alrededor del 80% del gasto público.

9º) Creo en definitiva que poniendo interés, imaginación, limpieza de miras, colaboración, eso que se llama con tanta sonoridad transparencia, y mucha imaginación documentada podremos servir a nuestras instituciones, a nuestros estados e incluso al futuro, para con sencillez, y como decía Ortega y Gasset “hacer bien las cosas”.

Ramón Muñoz Álvarez.

Plural: 3 comentarios en “El nonólogo de Ramón Muñoz”

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s