El alma de Manuel

El miércoles 15 de octubre, la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Oviedo ofreció la conferencia de Manuel Conthe, que en la foto es presentado por el Decano Francisco González (a la derecha), en una abarrotada Aula Magna.

Conthe fue director general del Tesoro y Política Financiera, desde donde impulsó la modernización y la reforma del sistema financiero español y del mercado de Deuda Pública. Más tarde, fue vicepresidente en el Banco Mundial, para el sector financiero y entre octubre de 2004 y mayo de 2007 fue presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El sugerente título que ofrecía su exposición era “La Función de la Independencia en las Instituciones Sociales y en el Mundo Económico“, que pretendía condensar, como él mismo avanzó, algunas de las ideas que ha ido plasmando en varios artículos de su blog, donde periódicamente encontramos referencias a los problemas de actualidad, presentados de manera amena y rigurosa. Una difícil combinación, sin duda. Por eso lo considero una referencia obligada en el mundo de la Economía. Así, en mayúscula.

Como fiel seguidor de su web, la charla resultó muy gratificante. Pudimos disfrutar en vivo de la doctrina del aguafiestas y la ilustre fregona, de la paradoja de la racionalidad o los códigos éticos garantes de la independencia. Interesante su visión de La Corona como Autoridad Política Independiente. Como nos reconoció en el pasillo: durante un encuentro en Bruselas con varios funcionarios españoles que, cohibidos, iban a hablarle de asuntos europeos, el Príncipe Felipe rompió así el hielo: “Tranquilos, que yo también soy empleado público“.

Aquella frase volvió a su cabeza durante la presidencia de la CNMV, reflexionando sobre la naturaleza de ciertos organismos administrativos, como el Banco de España o la CNMV, a los que el Legislador les otorgó una significativa autonomía respecto al Gobierno. Concluye que la Corona, lejos de ser una institución caduca, cuyo éxito en España ha sido coyuntural, puede concebirse como una Autoridad Política Independiente que se asemeja a otra innovación: las Autoridades Administrativas Independientes, con las que tiene en común la neutralidad política, la irrevocabilidad del mandato, la legitimidad democrática indirecta o el papel esencial de la auctoritas.

El sueño de Jardiel

Sobre el título de su blog (“el sueño de jardiel“) reconoció que si en tiempos de Jardiel Poncela hubieran existido los blogs, el gran humorista español no habría definido al escritor como “mamífero que escribe y al que nadie le responde”. Agradeció que la técnica haga posible ese “sueño” de un foro de diálogo y contacto permanente entre columnistas y lectores, como son los blogs.

Alimentar un blog me recuerda a aquellos indios de una tribu sudamericana que pensaban que cuando les hacían una foto se robaba algo de su alma. Creo que con cada trozo de blog, con cada entrada, Manuel Conthe nos viene dando desde hace meses un trozo de su alma, compartiendo generosamente sus pensamientos sobre los más diversos temas; aportando las citas o ejemplos más pedagógicos, buscando el equilibrio en las opiniones y en las réplicas a los comentarios. Podría decir que conozco bien a esta persona. Sin embargo, la he saludado hoy por primera vez. Una rara sensación.

2 comentarios en “El alma de Manuel

  1. Pedro H

    Personalmente me es más raro y molesto que justo la semana en que el Sr. Conthe se asoma por Asturias yo me encuentro en Salamanca. Malditos milagros de las asincronías.

    En fin… suerte la que has tenido, Antonio, por haber podido alabarle en persona lo que escribe. Que aunque algunos intentamos compensarle timidamente con muestras de agradecimiento en forma de “comment”, se nos queda tremendamente corto si ponemos en la balanza lo que recibimos.

    ¡Dios mio parezco del club de Fans de Manuel Conthe! 🙂
    Bueno, envidia sana por los que acudieron.
    Al resto, siempre nos quedará Jardiel.

    Me gusta

  2. Tuve mi primera referencia de Manuel Conthe a través de la prensa en la época de su polémica “salida” de la Comisión del Mercado de Valores. Leí cosas sobre él y otras escritas por él. Y, desde luego, no me dejaron indiferente. Me pareció un personaje, cuando menos, interesante.

    Me alegro de haber leído esta (entrañable) reseña. Y me suena esa sensación de saludar a personas que hemos conocido, y admiramos, gracias a sus blogs, que nos dan la oportunidad de compartir sus reflexiones diarias e, incluso, comentar cuando nos apetece hacerlo, a diferencia de lo que pasaba en la época de Jardiel Poncela.

    Me voy rápidamente al Jardín. Gracias por la referencia.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .