Independencia de las Instituciones de control

El Picu la boya, 1.600 m.

Estos días me veo en medio de una polémica, con cierto interés para los lectores de la bitácora. Nunca ha sido mi intención utilizar este medio para asuntos de “casquería fina” en las miserias locales. Pienso que mi blog es una herramienta profesional para orientar informaciones técnicas y discutir entre colegas.

Pero debéis conocer algo más del autor de esta bitácora, por si estimais oportuno no volver a visitarla.

El asunto que hoy nos trae y del que soy protagonista tiene relación con los planes de trabajo de las instituciones de control y la independencia con que se planean y ejecutan. Debe leerse en este orden cronológico:

PP e IU impiden que la Sindicatura fiscalice a los ayuntamientos de Oviedo, Gijón y Avilés

El PSOE ve «connivencia» entre dos de los tres síndicos de cuentas y el grupo parlamentario del PP

El PSOE pide al PP que «cese en su manipulación burda» de la Sindicatura

Izquierda Unida afirma, en un comunicado, que el problema de la Sindicatura es su falta de recursos y la compleja situación interna

Llegados a este punto no me quedó otro remedio que saltar a la arena:

«Si la Sindicatura de Cuentas tuviese medios no habría problemas para fiscalizarlo todo»

Como veis no omito aquellos artículos que me dan estopa. Ah! la foto no tiene nada que ver, pero es que ayer pasé el día en el monte intentando comprender al viejo maqui ….

0 comentarios en “Independencia de las Instituciones de control

  1. Paul Lafargue

    En mi condición de lector -ocasional, pero fiel-, de este blog, y después de seguir un poquito está interesada polémica, lo que se me ocurre es que la clase política, en la que menudean -gracias a un riguroso proceso de “deselección”- individuos de la más baja calidad, no puede mirarse en espejo alguno sin ver su propio rostro: connivencia, maniobras, conspiraciones … eso ven donde vuelven los ojos.

    Privar a los órganos de control de los medios mínimos indispensables para llevar a cabo su tarea y, al mismo tiempo, reprocharles que no hagan lo que es imposible hacer, constituye una antigua y conocida fórmula para desactivar toda posibilidad real de acción autónoma frente al poder, tal como se viene haciendo desde hace años -a gran escala- con los tribunales de justicia.

    Como dejó escrito Séneca: “Aunque la envidia impusiese silencio a todos tus contemporáneos, vendrán quienes juzguen sin agravio y sin indulgencia”, lo que significa, según el comentario de Schopenhauer (de quien tomo la cita) que “el arte de ocultar al público lo que es bueno en provecho de lo que es malo, ya era practicado por la canalla de la época en que vivía Séneca, como lo es por la canalla de la nuestra”.

    Me gusta

  2. Ana

    ¡caramba! ¿quien ha sido el profesional que filtró las actas? hasta donde yo se su contenido no se puede revelar … me pierdo en el mundo de la política, pero siempre termino pensando “piensa el ladrón que todos son de su condición”
    La imagen que transfieren, a raíz de las declaraciones del señor diputado, es la de conmigo o contra mí. En un órgano colegiado las decisiones se toman por mayoría y si se pretende la independencia de un órgano no se puede salir con unas declaraciones en las que se pide lo contrario. Tachar de falta de profesionalidad a alguien porque vota en contra es de una bajeza intelectual que debiera hacer reflexionar a los que han colocado a este señor en el lugar que ocupa. En fin, no se puede pedir mucho a esta clase política, como dice el comentario anterior, con el que estoy de acuerdo.
    Paciencia y mucha sonrisa, la vida está llena de cosas preciosas como un paseo por un bosque.
    Es graciosa la expresión “casquería fina” aunque yo no calificaría de fina.
    Felicidades por la bitácora.

    Me gusta

  3. "VIEJO LOBO"

    El problema no nace de la falta de medios económicos, entendido este término en sentido amplio, sino en la dependencia de los grupos políticos de estas instituciones que todos los partidos aceptan al “establecer” que son órganos de las Asambleas Parlamentarias y “distribuirse” los puestos directivos, e incluso los que no lo son tanto, de acuerdo con los vaivenes que imponen los resultados electorales.

    Me gusta

  4. Melillense desterrado

    Vaya, vaya, vaya la que se lía cuando un organismo de control público se propone fiscalizar los contratos de alta dirección del sector público autonómico. A qué se deben dedicar los dirigentes de “el Principado”.

    Antonio, sólo por tu osadía, mereces todo mi respeto. Y también a IU, que pese a ser la tercera formación más votada 963.040, no pinta nada.

    Un abrazo desde mi retiro.

    P.D: Este país es de chichinabo.

    Me gusta

  5. Helio Saul Mileski

    Caro Antonio:

    Sorprendido, me deparé hoy en tu bitácora con una “casquería fina”, que traes al conocimiento de aquellos que tienen interés en el sistema de control de la gestión pública. Al contrario de dejar de visitar tu bitácora, continuaré enterándome siempre de todos los asuntos, porque inspiras confianza y respetabilidad.

    Siempre tengo cautela al tratar de cuestiones que no son de mi país, aún más cuando se trata de España, pueblo que tengo gran admiración y respeto. Pero cuando se trata del sistema de control, no puedo dejar de opinar sobre el asunto. Modernamente, crecieron en atribuciones e importancia los órganos fiscalizadores de la gestión pública – Controladorias y Tribunales de Cuentas – en la medida que actúan en los Estados de régimen Democrático. Visando mantener la actuación gubernamental dirigida tan-solo para la práctica de actos que atiendan a los intereses de la colectividad, no confundir con intereses gubernamentales o políticos partidarios, justamente para no permitir que los gobernantes o partidos políticos ( en el gobierno o no) usen las finanzas públicas en provecho propio o de tercero. Como esas características democráticas se transformaron en esencia de los órganos de control, adoptándose una expresión figurativa, puede decirse que el Tribunal de Cuentas es el ojo del pueblo.

    Por esto, se hace incomprensíble que representantes del pueblo, elegidos por el pueblo, para defender los intereses del pueblo, quieran comandar los organismos de control para atender sus intereses políticos partidarios. Más que eso, los Miembros del Parlamento, en mi modesta comprensión, no poseen (por lo menos en Brasil no) cualificación ni derecho para determinar la acción fiscalizadora. El organismo de control sólo subsiste regularmente y atiende las finalidades constitucionales que ejecute un organismo independiente, autónomo y responsable por sus propios actos de fiscalización.

    Así, Antônio, no se deje abatir por tal circunstancia y continúe luchando por un organismo independiente, con actuación en favor del pueblo español y no de “casquerías finas”.

    Um grande abraço desde Porto Alegre, RS, Brasil.

    Helio Saul Mileski

    Me gusta

  6. Querido Antonio, yo también siento que te hayas visto envuelto en una polémica estéril, porque lo cierto es que con ello no gana nadie y pierden las Instituciones como aquella en la que estás, aunque es harto sabido que ya nació con problemas y no se por qué me da que va a seguir así.
    No me parece adecuado, ni razonable, ni justo, ni ni… que estos asuntos se ventilen en la prensa, pero tampoco pasa nada porque así los ciudadanos de a pie nos enteramos de cómo están en realidad ese patio, y tampoco me parece bien que se busquen 5 pies a un gato cuando solo tiene 4.
    Dicho todo lo anterior, tampoco creo que los Ayuntamientos más grandes de la Comunidad Autonóma deban quedar excluidos de la fiscalización de ese órgano solo por falta de medios, porque algunos tendreilos, digo yo. Tal vez lo que habría que hacer y voy a ser osada porque no conozco el plan a que te refieres y que parece fue presentado en Noviembre, es establecer un calendario con prioridades en el que cada año se pudieran fiscalizar las cuentas de Instituciones variadas, incluido alguno de esos Ayuntamientos.
    Porque o yo no lo he entendido, que debe ser eso, o a ver por qué se dejan fuera precisamente a los aytos con mayores presupuestos y por tanto más susceptibles de evaluar. Si ahora no se puede, tal vez se puedan poner en lista de espera (como en la Sanidad) uno por año, por ejemplo, no?
    Y por último, los medios humanos y materiales necesarios para realizar un trabajo de calidad no están fijados? y si es así, hay alguna explicación de por qué no los teneis?
    Se ve que queda muy bien crear órganos de control para que luego no controlen.
    En fin, amigo, a seguir capeando el temporal. Un abrazo

    Me gusta

  7. JMMU

    Me pongo en tu pellejo y te entiendo mucho más de lo que te puedas imaginar, y aunque sé que yo en tu situación me sentiría molesto e inquieto, estoy totalmente seguro de que no merece la pena en absoluto que pierdas ni un épice la tranquilidad….esto no es más que una escaramuza entre políticos, y tú -obviamente- no lo eres.

    Quienes tenemos por función el control y la fiscalización (interna o externa) de los fondos públicos, tenemos que asumir que los políticos tienen mínimo interés en nuestros informes, ya que sólo los usan como arma arrojadiza contra los adversarios…Sabiendo que éstos pueden usar también estos informes con idéntica finalidad contra ellos.

    Utilizar un informe de fiscalización contra quien gestiona o contra quien gestionó es moneda común en las relaciones políticas…Pretenter que fiscalicen a otros y que nos les fiscalicen a ellos también lo es….

    Por ello los políticos o nos quieren mucho, o nos quieren muy poco…en función de si el informe lo usan contra o si es usado en su contra…Esto es así.

    También se da la “sorprendente” paradoja de que cuando van a ser fiscalizados quieren a los funcionarios más proclives y cómplices, y detestan e incluso atacan a los más independientes, trabajadores, profesionales y preparados.

    Cuando pretenden la fiscalización del adversario, ocurre justo lo contrario.

    Esto es tan así como que no se puede amarrar un perro con una ristra de longanizas, o como que no se debe poner a un lobo a guardar un gallinero.

    Entiendo que es fundamental despolitizar los órganos de control externo, y en muchas Administraciones Públicas cortar la corriente de comunicación política entre los gestores políticos y entre los que han de llevar a cabo la función de fiscalización.

    En tu artículo señalas otra cosa que me llama la atención por conocida…Vienes a decir que si tuvieséis medios fiscalizariáis todo…¡Claro que me suena!.

    Ésta situación vuestra es bastante coincidente con lo que ocurre con los órganos de fiscalización interna en muchas administraciones, están cortitos cortitos en medios materiales y personales respecto de lo que pueden estarlo otras unidades administrativas con otros cometidos.

    Mucho ánimo, altura de miras y no dejes de tener muy presente ni por un minuto cómo son los bueyes con los que estás arando.

    Saludos.

    Me gusta

  8. Hugo

    Enhorabuena para el síndico que es vivo ejemplo de aquéllo de ” Mas vale honra sin barcos que barcos sin honra”. Nunca los técnicos (síndicos) y los políticos hablaron el mismo lenguaje, pero cuando un técnico como A.Arias, de valía y mérito probado, se ve zarandeado por políticos de baja estofa, hay que recordar aquéllo de…” Menuda tropa…”

    Me gusta

  9. Severiano Hernández

    En estas cosas de la libertad y la independencia profesionales, generalmente uno suele sentir cierto pudor cuando le tocan de cerca.

    Algunos ya hasta nos hemos acotumbrado a que, cuando no hay “unanimidades” o “asentimientos”, muchos de los que nos rodean se convierten en aficionados taurinos y miran hacia el tendido del ocho o, a lo sumo, escondidos entre la masa sacan asustados su pañuelo del bolso, mirando a diestra y a siniestra para comprobar que por allí no andan ni en estanquero, ni el verdulero, ni …. Lo peor de todo es que casi siempre le suele tocar a los mismos, lo que no es sinónimo de los mejores en un sentido, pero sí en otro. En el importante, en el de la condición humana.

    En esta ocasión unicamente me cabe, Antonio, desaconsejarte muchos paseos de maqui -no está mal de vez cuando darse alguno-, y sustituirlos por un poco de lectura de los clásicos. Si lo haces, nada mejor que comenzar releyendo aquellos versos que ponían en boca de Rodrigo:

    “Salíanlo a ver mujeres y varones;
    Burgueses y burguesas por las ventanas son,
    Llorando de los ojos, ¡tanto sentían el dolor!
    De las sus bocas, todos decían una razón
    ¡Dios, que buen vasallo, si tuviese buen señor!”

    Me gusta

  10. Desde otra perspectiva, la independencia de las instituciones de control es tema recurrente en México, lo hemos visto con la exoneración del Secretario de Gobernación por el caso de tráfico de influencias, al final de cuentas imperó el quid pro quo. Una fiscalización que se negocia no merece nombrarse como tal. Pero el problema en el fondo es político y cómo garantizar a la sociedad que sus acciones son independientes de la política. No es un problema menor, ni tampoco con las denostaciones se podrán allanar los caminos, porque la política es el medio fundamental de la sociedad para cambiar y dirigir su rumbo, y la fiscalización es el soporte de la institucionalidad, sin embargo, las críticas y los puntos de vista divergentes tienen que ser tomados en cuenta, porque la sociedad es diversa, plural, con diferentes intereses, y también se tiene que considerar que parte de los problemas en la fiscalización se derivan de la percepción que tiene la ciudadanía sobre la independencia de los órganos de control. Por esto, aclarar de toda duda, el concepto de independencia es tarea fundamental

    Me gusta

  11. Antonio Minguillón

    La pretensión de que un OCEX disponga de recursos suficientes para fiscalizar todo el sector público de su comunidad es un brindis al sol.

    Nunca se dispondrá de capacidad suficiente para alcanzar ese objetivo ideal (o idealizado).

    En consecuencia lo que tenemos entre manos es un problema de asignación de recursos escasos. Y lo que debe de hacerse es un análisis serio, objetivo, profesional para priorizar los objetivos del OCEX y utilizar lo más eficientemente los dineros de los ciudadanos puestos a nuestra disposición.

    En otro hilo de este blog se habla de la planificación estratégica. Ese es uno de los caminos.

    Saludos

    Saludos

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .