Incertidumbres, salvedades y énfasis

Un comentario

Desde la modificación de la Ley de Auditoría de Cuentas, a finales del año pasado, el Ministerio de Hacienda, a través del ICAC, ha venido retocando las Normas Técnicas de Auditoría (NTAver). Me parece interesante dedicar esta entrada de la bitácora a comentar la nueva NTA-sección 3ª  sobre informes, dictada para suprimir la mención a determinadas incertidumbres -antes existente- que afectaba a la opinión y que es de aplicación obligatoria a los informes de auditoría de cuentas que se emitan para fundaciones y sociedades mercantiles –públicas y privadas a partir del 1 de enero de 2011 (ver BOE).

Así, se establece la obligatoriedad de hacer la mención en un párrafo de énfasis -sin que la opinión se vea afectada– por la existencia de incertidumbres sobre la capacidad de la entidad para continuar como empresa en funcionamiento, siempre que dichas circunstancias se informen adecuadamente en las cuentas anuales conforme a lo exigido en el marco normativo de información financiera.

La nueva norma sobre informes modifica los tipos de salvedades que puede tener un informe, eliminando las salvedades por incertidumbres y por no uniformidad en la aplicación de principios y normas contables e introduce el concepto nuevo de comparabilidad, resaltando con ello, si cabe, la importancia vital que tiene la información que la propia empresa incluye en la memoria para su adecuada comprensión e interpretación.

Antes

Hasta el 31-12-2010, el auditor que constataba una incertidumbre- por supuesto, incluida en la Memoria- le daba tratamiento de salvedad por incertidumbre, con el siguiente párrafo:

“Tal y como se menciona en la nota x de la memoria, la Sociedad tiene (+++) cuya cualificación final no puede determinarse de forma objetiva”.

A continuación, en el párrafo de opinión, se debía remitir a ella con el conocido giro:

“En nuestra opinión, excepto por los efectos de cualquier ajuste que pudiera ser necesario si se conociera el desenlace final de la incertidumbre descrita en el párrafo anterior, las cuentas anuales …”.

Ahora

La doctrina académica y profesional era muy crítica con este planteamiento, que no añadía nada a lo descrito en la Memoria. Lo lógico era que, si se consideraba importante, formase parte del párrafo de énfasis, como ahora ocurrirá  cuando la incertidumbre afecta al principio de empresa en funcionamiento, por existir dudas sobre la capacidad de la empresa para continuar sus operaciones con normalidad.

De esta manera, al afectar al párrafo de énfasis, la opinión no incluirá ninguna salvedad – opinión favorable- si el gestor lo describe con suficiente detalle en la Memoria.

Antes, cuando para que una limitación al alcance diera lugar a denegación de opinión debía ser cuantitativamente muy importante. En la actualidad, el factor cualitativo también puede influir si se considera muy significativo. Por ejemplo, la negativa a dejar leer los libros de actas de la sociedad.

Comentario

Como puede verse en el recorte periodístico más abajo, las seis salvedades de este año a las empresas que cotizan en la bolsa española, son el mínimo histórico. Con la anterior normativa, el mínimo de salvedades se había alcanzado en 2007, con 35, un 4% del total de las auditorías del parqué.

No piensen mal los lectores sobre si hay gato encerrado para hacer desaparecer -ahora- las incertidumbres en un entorno económico donde nadie puede garantizar la continuidad del negocio. Las Normas Internacionales de Auditoría parecían en muchos aspectos más suaves que las españolas. Este es un ejemplo. Si la Memoria de las Cuentas Anuales describía y detallaba sin tapujos una incertidumbre como era el propio futuro del negocio -con todos sus riesgos y posibles pasivos- no cabía enmendarle la plana con una salvedad. Lo que pasa que no basta con leer sólo el informe de auditoría; hay que leer también las cuentas, lo que no siempre hacen los interesados.

Es cierto que, con frecuencia muchas contingencias fiscales no eran otra cosa que pura elusión fiscal. Por tanto, en la Memoria nada se decía o se decía de aquella manera… Ahora, desaparecidas la salvedades por incertidumbre si se omite esta información tenemos pura y simplemente una “salvedad por incumplimiento de un principio contable” o una limitación al alcance.

Singular: 1 comentario en “Incertidumbres, salvedades y énfasis”

  1. Un tema interesante en estos tiempos de profunda crisis económica y presupuestaria, y en el que se plantean dudas sobre la viabilidad y la subsistencia de muchas empresas, fundaciones y otras entidades públicas, circunstancia años atras impensable.

    Para el que le pueda interesar la materia, en la Sindicatura de Cuentas de la Comunidad Valenciana se acaba de actualizar la correspondiente sección nuestro manual de fiscalización por la modificación de la norma técnica del ICAC y la grave situación económica.

    El enlace al documento citado es:
    http://www.sindicom.gva.es/web/valencia.nsf/documento/manual_de_fiscalizacion/$file/MF571_Guia_Empresa_en_funcionamiento_v2011.docx

    Saludos

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s