Medio Ambiente y Fuerzas Armadas

2 comentarios

Manuel Lagarón Comba.

Manuel LagaronLas encuestas publicadas por el Centro de Investigaciones Sociológicas señalan a las Fuerzas Armadas como una de las instituciones más valoradas por la población española. Quizá se deba a que éstas son un elemento relevante de vertebración social, lo que unido a una imagen moderna y cada vez más integrada en la ciudadanía ayuda a mejorar esa percepción.

Pero algo que quizá pueda sorprender es que, además, y debido a su propia naturaleza, son una pieza clave de la gestión medioambiental del Estado. Esto se debe, no sólo a su cometido; o al número de personas que directa e indirectamente dependen de ellas; o al enorme patrimonio rústico y urbano que gestionan; o al impacto de sus actividades sobre los espacios naturales sino, especialmente, a los avances medioambientales mostrados en los últimos años.

El 25 de junio de 2004, el Ministerio de Administraciones Públicas publicó el Real Decreto 1551/2004 que desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Defensa. En su Artículo 6 se establece que la Dirección General de Infraestructura (DGI) es el órgano directivo encargado de la preparación, planeamiento y desarrollo de las políticas de infraestructura y medioambiental del Departamento, así como de la supervisión y dirección de su ejecución. En este sentido le corresponde también elaborar los estudios necesarios conducentes a la definición de tales políticas, así como proponer para su aprobación los planes y programas correspondientes.

De la DGI depende la Subdirección General de Planificación y Control, la cual está encargada de desarrollar directamente las funciones antes descritas. Del mismo modo, también dependen funcionalmente de ella los órganos competentes en las citadas materias de los tres ejércitos y de los organismos autónomos del Ministerio.

Así, el Real Decreto da carta de naturaleza a tres elementos clave de la gestión medioambiental de cualquier organización: una política, un programa y una estructura orgánica precisa para el cumplimiento de los objetivos de dicha política; requisitos necesarios para cumplir con la Norma ISO 14001 de Sistema de Gestión Medioambiental.

Dentro de esta política definida por Defensa, se ha creado un Plan General de Medio Ambiente, compuesto a su vez de dos planes, uno a largo y otro a medio plazo; en los que se describen los correspondientes objetivos generales y los medios precisos para su cumplimiento. Entre dichos objetivos cabe señalar: la concienciación individual y colectiva de las FFAA; el ahorro energético y fomento de las energías alternativas; la protección del medio natural; y la mejora de la calidad ambiental. En cuanto a los medios, éstos pueden agruparse en planes y programas; estructura orgánica; Comisión Asesora del Medio Ambiente; y Sistema de Gestión Medioambiental (SGMA).

Una vez implantado dicho SGMA, éste se convierte en una herramienta imprescindible para conocer la situación, desde esta perspectiva, de las instalaciones y propiedades del Departamento de Defensa, así como de los procedimientos empleados para alcanzar los objetivos generales previstos en su Política Medioambiental.

Tal actividad de vigilancia ha permitido que, según publica el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional, en su Documento nº 13 de Seguridad y Defensa, actualmente 54 instalaciones militares ostenten el certificado de cumplimiento de la Norma ISO 14001, entre ellas, la propia sede ministerial en Madrid.

Esto representa un claro indicador de conciencia ecológica, lo cual puede ir perfectamente unido a la capacidad de afrontar las misiones que les sean encomendadas a los Ejércitos, así como a la de mantener un alto nivel de adiestramiento y operatividad; todo ello en el marco de servicio a una sociedad cada vez más comprometida con su entorno.

Para más información, puede consultarse la página electrónica del Ministerio de Defensa:

http://www.mde.es/medioambiente/inicio.html

Plural: 2 comentarios en “Medio Ambiente y Fuerzas Armadas”

  1. Por lo que conozco, debe tenerse en cuenta el alto número de emplazamientos militares, como acuartelamientos, baterias de costa…, cedidos a ayuntamientos, abandonados a su suerte, donde se desmontaron para chatarra costosisimas piezas de artillería, pero el resto de obra civil sigue olvidada por unos y otros. Así, desentendiendose, es facil apuntarse tantos.
    Nadie se hace cargo de la rehabilitación y recuperación de los degradados paisajes y entornos costeros, mientras en ellos se acumula la basura y el escombro, y poco a poco, la maleza los va ocultando a la vista.
    El ejemplo que he puesto abarca toda la costa atlantica del ayuntamiento de Ferrol.
    Desconozco si existen más ejemplos en el resto de la geografia española.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s