Reformas en la Administración

 

Reformas en la Administración. 

Hay que reconocer que el Presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, está decidido a reformar profundamente la Administración Pública. En unos pocos meses ha lanzado envites en todos los sectores del Estado y creado una comisión de sabios para reformar las Instituciones en la Constitución. Se ha dado hasta marzo de plazo para obtener un consenso.

Para las Universidades logró la aprobación, el último día de julio pasado, de la “Ley de Autonomía y responsabilidad”, que en su denominación lleva un claro mensaje. La ministra de sanidad anunció el co-pago de los servicios sanitarios. Durante el mes de septiembre Sarkozy propone una “revolución cultural” para cambiar la Administración pública y genera más ruido mediático que ningún otro presidente anterior.

Lidera un programa de auditorías integrado por 2 000 auditores públicos en 18 equipos “para proponer reformas sobre un billón de euros de gastos públicos” y un control semanal confiado – nada menos – que al secretario general del Elíseo y al director de gabinete del Primer Ministro.

Nicolás Sarkozy está convencido que hay que responsabilizar más a los gestores y darles más visibilidad, acabar con el igualitarismo, las inercias, las rutinas, el inmovilismo. Quiere imponer una tasa de reposición de los funcionarios jubilados del 50% y establecer un tipo de empleado público con una relación jurídica más parecida al sector privado. En fin, que tiene frentes abiertos para entretenerse y varias huelgas previstas.

Una innovación más: también confirmó que el próximo proyecto de presupuesto sería plurianual y cubriría el período 2009-2011. La ocasión de acabar con una gestión a corto plazo de los dineros del Estado y dejar las reformas desarrollarse en el tiempo. Todo dentro de un marco de degradación de las cuentas públicas altamente deficitario. La Cour des Comptes hacía público, este mes de septiembre, un informe sobre la Seguridad Social que califica la situación de “preocupante”. El primer ministro francés, François Fillon, afirmó ayer que la situación de las finanzas públicas del país «ya no es soportable», con una deuda de 1,15 billones de euros. Afirmó que el Estado francés se encuentra en «una situación crítica» y debe emprender «imperativamente una profunda reforma». Tras recordar que hace 33 años que Francia no ha votado un Presupuesto equilibrado, dijo que durante demasiado tiempo se ha «ocultado la verdad» a los franceses.

Como nos recuerda Felipe González los equilibrios presupuestarios “no son de izquierdas ni de derechas sino de buen gobierno”. Un cierto sector de la prensa francesa mira con envidia la situación financiera del Estado español, aunque muchos de nosotros admiramos los logros del Estado de Bienestar francés. Nos queda la duda de si pueden pagarlo. Los amigos de Administraciones en red apuestan por una degradación de la calidad de sus prestaciones públicas.

En este marco, que seguiremos con interés, quiero recordar que se celebró la semana pasada el VII Congreso Español de Ciencia Política y de la Administración, organizado por la AECPA. Podéis descargar las ponencias por materias aquí.

La AECPA agrupa a profesores, investigadores y profesionales relacionados con la disciplina tanto en el ámbito universitario como en centros e institutos de investigación, en las administraciones públicas, agencias, consultorías y organizaciones del tercer sector. El número actual de asociados individuales es de quinientos cincuenta.

0 comentarios en “Reformas en la Administración

  1. Veo que has realizado un buen trabajo de investigación mediática sobre los planes de Sarkozy. ¡Así da gusto!

    Aunque el personaje no es mi tipo, reconozco que me gusta alguna de las medidas que enumeras. Por ejemplo, el presupuesto plurianual.

    Por lo demás, mi impresión es que toda esa revolución cultural que proclama para la Función Pública va a quedar en la mitad de la mitad. Muy probablemente todo se reduzca a una cierta externalización de servicios con la consiguiente reducción de puestos funcionariales. Y en ese sentido digo que se puede resentir la calidad de los servicios públicos. ¡Ojalá me equivoque!

    Únicamente quiero matizar, para evitar cualquier equivoco sobre la frase de que “apostamos por la degradación de los servicios públicos”, que en realidad apuesto a que es eso lo que va a pasar, no que yo quiera que pase. Todo lo contrario. Por mi, que sea verdad lo que está diciendo, que le salga bien y que todos aprendamos de ello.

    Creo que lo público no es precisamente la apuesta de Sarkozy, pero ya iremos viendo.

    ¡Ah! Y gracias por la referencia del VII Congreso Español de Ciencia Política y de la Administración.

    Me gusta

  2. Pues yo discrepo totalmente. No se cuantos funcionarios necesita la Administración francesa y tampoco es que me importe mucho, pero la frase, así tal cual sale en los titulares, me recuerda demasiado la que pronunció en su día D. Gabino de Lorenzo, alcalde de Oviedo, y que ha cumplido a rajatable: “quiero una plantilla corta y bien pagada”.
    Y a fe que lo ha conseguido. Los que estamos en plantilla vivimos muy bien y estamos bien pagados, y el resto, a día de hoy, más o menos el 50% de las personas que trabajan para el Ayuntamiento, viven de pena y cobran salarios tan dispares entre sí que un estudio serio y sesudo por parte de algún estudioso del tema le daría materia de sobra para elaborar una tesis sobre lo que “no se debería hacer”.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .