Reinterpretando el control externo

2 comentarios

Control Externo ...

En el último número de la Revista Española de Control Externo, correspondiente al mes de enero de 2009, el presidente del Tribunal de Cuentas de España, Manuel Núñez, expone que en las últimas reuniones de la INTOSAI y EUROSAI se recomienda que la actuación de las entidades de control “no puede limitarse a evaluar lo ya hecho, a los meros controles ex post, sino que debe sincronizarse con la realidad, haciendo algo más que fiscalizaciones consuntivas”.

Así, los OCEX tienen el gran reto de involucrarse más intensamente en el papel de «alerta» que les corresponde. “Se espera de ellas que arrojen luz sobre la situación financiera, que asuman mayor protagonismo en ella. No sólo han de examinar y verificar la adecuación de la gestión, sino que han de evaluar también su impacto sobre las finanzas públicas, anticipar riesgos y sugerir mejo­ ras en los sistemas, en las organizaciones y en la actividad”.

Sin perjuicio de la expresada acción de futuro inmediato, el presidente del Tribunal de Cuentas cree que el porvenir de estas Instituciones vendrá definido por el logro de los siguientes objetivos, que comenta en el artículo con detalle:

– El reto ético del control democrático

– El cumplimiento del principio de transparencia (en elaboración, ejecución y liquidación de presupuestos)

– La vocación por la inmediatez y la proximidad en el ejercicio del control

– La incorporación del Tribunal de Cuentas a las nuevas tecnologías

– El mayor y mejor conocimiento de la institución por el ciudadano

– Contribuir a fortalecer la cultura fiscal y del gasto público de los ciudadanos

– Potenciar la evaluación de las políticas públicas

– Mejorar la comunicación del mensaje

– Velar por la eficacia del control y el cumplimiento de las recomendaciones

Reinterpretando-la-rendición-de-cuentas-o-accountability-1Reinterpretar la rendición de cuentas

En relación con el mismo tema, la Fundación Alternativas hace público un interesante documento de trabajo elaborado por el economista y consultor en políticas públicas Eduard Jiménez Hernández y titulado Reinterpretando la rendición de cuentas o accountability: diez propuestas para la mejora de la calidad democrática y la eficacia de las políticas públicas en España.

El enfoque que plantea este trabajo no busca establecer un nueva definición de la rendición de cuentas, ni definir un óptimo de la misma, sino reinterpretarla a partir de relacionar la discusión sobre la rendición de cuentas con los conceptos de calidad democrática y eficacia de las políticas públicas. Las tesis centrales que se exponen son dos.

En primer lugar, la rendición de cuentas debe considerarse como un sistema, que asegurando las funciones de respuesta y exigencia hacia los gobernantes, permita desarrollar la transparencia, la participación, la evaluación y el control en la vida social y política de la administración.

Por otra parte, los mecanismos de rendición de cuentas tendrán mayor o menor impacto real en la calidad democrática y la eficacia de las políticas públicas cuanto más se focalicen o se alejen de los puntos de intersección entre política y gestión. Para el autor, no es factible el mimetismo de trasladar al debate político y el funcionamiento de la administración pública fórmulas y estándares únicos y predefinidos provenientes de otros ámbitos para establecer un escrutinio sobre la responsabilización y rendición de cuentas.

El documento realiza un análisis de ocho aspectos concretos del caso español y denuncia la existencia de importantes lagunas en la transparencia y evaluación, disfunciones en la participación y el control y efectos perversos en la utilización de diversos mecanismos de responsabilización: un no sistema que puede relacionarse claramente, con nuestra posición deficitaria en participación política y en comportamiento gubernamental, si se compara con las principales democracias representativas.

Por todo ello, Eduard Jiménez propone optar por un conjunto de decisiones políticas, mecanismos de actuación y sistemas de control que, en su conjunto, verifiquen el cometido del sistema. En esa tarea están empeñadas tanto las viejas como las nuevas democracias en todo el mundo. Con estos criterios plantea diez medidas que aumentarían sustancialmente la rendición de cuentas en España, basadas en criterios de anclaje político y democrático, visibilidad, completabilidad, credibilidad y retroalimentación. Son las siguientes:

–  La introducción de la transparencia sobre información relevante en la técnica legislativa.

–  La modificación parcial de la Ley General de Subvenciones para que los beneficiarios también rindan cuentas a sus principales.

–  La realización de memorias de rendición de cuentas de los planes nacionales que permitan visualizar las políticas y sus resultados.

–  Nuevas formas de participación y e-democracia.

–  La revitalización de los consejos de participación.

–  Un impulso político e institucional de las conferencias sectoriales.

–  La valorización del presupuesto por programas y el control interno como instrumento de rendición de cuentas.

–  El reforzamiento de las políticas estatales de evaluación y la modernización administrativa.

–  La ampliación del ámbito competencial del Tribunal de Cuentas.

–  La mejora de las regulaciones y sistemas de control internos.

conbatir terrorismo nuclear

Plural: 2 comentarios en “Reinterpretando el control externo”

  1. Es notable la permanente discordancia entre las propuestas de mejoras realizadas por los expertos y aquellas que finalmente se introducen en las Leyes por quienes tienen la responsabilidad legislativa.

    Solo hace falta analizar, al hilo de lo dicho, dos cosas:

    1. En esta ocasión, p.e., el experto propone «- La valorización del presupuesto por programas y el control interno como instrumento de rendición de cuentas.» y «- La mejora de las regulaciones y sistemas de control internos.».
    2. Ello es coincidente con otras propuestas anteriores. Así, en su momento el TCU español propuso (en el «INFORME elaborado por el Tribunal de Cuentas relativo a la Moción sobre el control interno, llevanza de la contabilidad, gestión de personal y contratación de las entidades locales» fechado el jueves 5 de abril de 2007), para un mejor cumplimiento de las funciones del control y la fiscalización interna de la gestión económico-financiera en las Corporaciones locales las medidas siguientes:
    a. [….] b) Desarrollar un régimen estatutario para los funcionarios de Administración Local con habilitación de carácter nacional similar al de los Interventores de la Administración del Estado para ejercer el control con plena autonomía respecto al órgano o entidad cuya gestión sea objeto de control.
    b. […]
    c. c) Restringir los supuestos de nombramiento por el sistema de libre designación de los puestos de trabajo reservados a funcionarios con habilitación de carácter nacional, con objeto de garantizar la imparcialidad e independencia. De igual manera, regular las causas de cese en la concurrencia de criterios objetivos, excluyendo el carácter discrecional apreciado por el mismo órgano que lo nombró.

    Si alguien ha visto, con relación al ámbito del mundo local, trasladadas a alguno de nuestros últimos textos legales algunas de estas ‘mejoras’ que lo haga público, porque nada de lo dicho parece haber calado en el legislador quien, por no aprovechar, no ha aprovechado al respecto ni siquiera el Estatuto Básico de los Empleados Públicos como norma -¡Elaborada y publicada en el mismo año 2007!- más apropiada para recoger y reglamentar las susodichas mejoras.

    Parece obvio que la falta de voluntad política demostrada por hacer lo aconsejable demuestra que algunas cosas son ‘mejora’ para unos aunque para otros –los que tienen la sartén por el mango y pueden introducir los razonables y justificados cambios- sean otra cosa.

    Lástima.

    Ello hace que, ante la impotencia frente a las muchas oportunidades perdidas, algunos estudios e informes, aún hoy día, nos recuerden aquello de «Vox clamans in deserto» (o –ya puestos- incluso aquello de «Quicumque Catilina abutare patienta nostra»).

    Me gusta

  2. Todas las propuestas de mejora que se hagan en la materia son muy importantes, y sin duda oportunas.

    Estoy, sin embargo, con lo que dice mi amigo Pablo Soto; debería empezarse por acoger favorablemente desde el poder legislativo las propuestas que hace el propio Tribunal de Cuentas.

    http://www.cositburgos.org/as/mocionEELL.pdf

    Este tipo de medidas están en la base, como los cimientos en un edificio. De nada sirve diseñar y construir con materiales nobles un bonito tejado a un edificio que no tiene cimientos.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s