Regreso al mundo real

En la Junta General del Principado, con dos buenos amigos: la Gerente de las Universidad de Oviedo y el Director de su Biblioteca General.

2005 fue el Año del Gallo, según el horóscopo chino. También el Año Mundial de la Física para la Unesco. En el mes de abril de ese año, el cónclave romano elegía Papa al cardenal Ratzinger sustituyendo a Juan Pablo II, fallecido unos días antes. También fallecía el príncipe Rainiero de Mónaco mientras a miles de kilómetros Jawed Karim subía el primer vídeo de YouTube.

El 21 de abril de ese año 2005 tomé posesión como Síndico de Cuentas en la Junta General del Principado de Asturias, en el mismo lugar donde hoy he terminado mi mandato. Me reincorporo a la Universidad de Oviedo, en cuya Gerencia debo prestar mis servicios a partir de ahora. Una reinvención que nos permite tratar en la bitácora la diversidad del trabajo profesional y la distinción entre gestores y auditores del sector público. La mayoría de los primeros trabaja en eso que denominamos “procesos”. Los segundos constituyen un clásico ejemplo del trabajo en “proyectos”.

La doctrina organizativa encuentra como principal diferencia entre procesos y proyectos que los primeros son repetitivos y se mantienen en el tiempo, mientras que los segundos suponen un desafío temporal para crear un único producto o servicio que no se ha realizado con anterioridad. El plan anual de trabajo varía de un ejercicio a otro, tanto si son auditores internos como externos.

Surfear o bucear, esa es la cuestión

El informe de auditoría, como todo proyecto, tiene un objetivo concreto, una fecha límite y un presupuesto limitado. Una estructura temporal que suele generar más conflictos y estrés en la organización. No digamos de sus etapas de inicio, planificación, ejecución, control y cierre. Aunque sus funciones evolucionan, está claro que los auditores mantienen cualidades propias como es el escepticismo profesional. Algunos, como recordábamos hace doce años en este mismo blog, hasta poseen corazón de feldespato.

En la parte alta de los gestores están “los directivos”. Hace casi cuatro décadas que Henry Mintzberg caracterizó la naturaleza de su trabajo por la variedad (son diversas y múltiples), la brevedad (dedican poco tiempo a cada actividad) y la fragmentación, porque en el quehacer cotidiano deben ir realizando sus múltiples actividades sin solución de continuidad; la precipitación de los asuntos les obliga a pasar de una faena a otra, que es prioritaria en cada momento, retomándola en otro posterior: las interrupciones forman parte de su trabajo.

La auditoría y la gestión exigen cualidades distintas

En la pastelería, con antiguos compañeros de otras CCAA que vinieron al acto.

En fin, que vuelvo a ser “gestor” tras dos largos mandatos como Síndico de cuentas. Regreso a la gestión universitaria, a resolver los problemas de los demás y no los míos. En el acto de toma de posesión de mis sucesores, celebrado hoy en la Junta General del Principado de Asturias, he reflexionado sobre las diferentes tareas, habilidades y problemas que enfrentan quienes trabajan en procesos o en proyectos, en quienes hacen gestión o auditoría.

Me acompañaba, como veis en la foto inicial, mi nueva jefa, la Gerente de la Universidad de Oviedo, Ana Caro (ella prefiere la denominación Gerenta) siempre pegada al teléfono y a los mensajes, respondiendo consultas o confirmando reuniones, ratificando la anterior descripción de Mintzberg.

Vuelvo tras una oportunidad estupenda que me ofreció el grupo parlamentario de Izquierda Unida para participar en la mejora de la gestión pública desde el control, con tesón e ilusión pese a los naturales inconvenientes y con la satisfacción de irme tal y cual ingresé, como creyente en el servicio público e ilusionado en mejorarlo esté donde esté.

Por cierto, el blog sigue viento en popa. Muchos de vosotros me habéis pedido que continúe y así será.

8 comentarios en “Regreso al mundo real

  1. José Luis Ezquerro Royo

    En tu nuevo destino seguirás dando lo mejor, como siempre, es un placer contar contigo y seguir tu blog, con tus comentarios y tu saber hacer. Un abrazo y te seguiremos comos siempre.que te vaya muy bien en tu vuelta a tu antigua casa.

    Le gusta a 1 persona

  2. Anónimo

    Una nueva etapa y seguro que recordando etapas anteriores.
    Enhorabuena a la Universidad de Oviedo por su apuesta por alguien que, además de una extensísima y reconocida experiencia, siempre le ha acompañado el buen hacer con su carisma y constancia.

    Me gusta

Responder a José Luis Ezquerro Royo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.