Aumenta el agujero local

5 comentarios

agujero con camien dentro

La Sindicatura de Cuentas de la Generalitat Valenciana ha entregado ayer a las Corts, el Informe sobre la Cuenta General de las Entidades Locales correspondiente a 2008. Es el primer documento oficial sobre el agregado de los presupuestos municipales liquidados dentro el escenario de la crisis económica.

Sus conclusiones nos permiten extrapolar la situación presentada al resto del Estado español. Por lo pronto, la prensa valenciana titula que los municipios quintuplicaron su necesidad de financiación hasta los 185,40 millones de euros. En definitiva, que continúan en caída libre, como concluimos del informe del año precedente.

Así, en 2006, en plena bonanza económica, los ayuntamientos valencianos cerraron el ejercicio con una sólida capacidad para financiarse: 356 millones de euros. En 2007, tras sufrir las primeras consecuencias del frenazo económico y la consiguiente falta de ingresos, ya necesitaban 32 millones de euros, con 156 municipios en déficit y 107 con la liquidación de tesorería negativa.

Ahora, se detecta un peligroso descenso del resultado presupuestario y del remanente de tesorería; mientras que el gasto por habitante y el endeudamiento por habitante han aumentado. Un terreno resbaladizo, aunque los optimistas dirán que se esperaba peor. Estas cuentas deben permitir a los ayuntamientos enfrentar un futuro año electoral con limitación de endeudamiento, asumiendo una importante caída de la recaudación así como la devolución al Ministerio de Hacienda de los anticipos optimistas de la Participación en los Ingresos del Estado de los años 2008 y 2009.

Veámoslo.

Principales indicadores

No por esperado es menos pernicioso. El Informe refleja el “empeoramiento” de la situación de los municipios. Así, el resultado presupuestario ajustado agregado ha descendido un 38% respecto al año anterior y un 52% respecto a 2006, hasta situarse en 188,97 millones de euros al cierre de 2008. Además, 179 municipios de los 499 (casi el 36%) tienen un resultado negativo.

El remanente de tesorería, que constituye una magnitud fundamental, ha disminuido un 9%, hasta 1.080,37 millones. Del total de municipios, 144 liquidaron sus cuentas con remanente de tesorería negativo para gastos generales.

El indicador de capacidad o necesidad de financiación ha multiplicado por 5,6 las necesidades financieras de los ayuntamientos. Así, en 2007 esta necesidad se valoraba en 32,56 millones de euros y ha pasado a 185,40 millones en 2008. Por último, el endeudamiento por habitante se ha situado en 504 euros en 2008, lo que supone un 5% más que el ejercicio anterior.

Rendición de Cuentas

Compilar en un tiempo record las cuentas locales es toda una hazaña de los funcionarios levantinos, tanto de los interventores locales como de los auditores externos. El Informe recoge y analiza la información económico-financiera de las 588 entidades locales que han remitido sus cuentas a la Sindicatura, lo que supone el 90% del total, una vez deducidas las que no tienen actividad. Dentro de estas 588 entidades se incluyen 499 ayuntamientos, el 92% de los municipios valencianos, que representan el 98% de la población de la Comunidad. Los Ayuntamientos levantinos hicieron con cierta diligencia sus deberes (recuérdese que en Galicia, por ejemplo, la morosidad es del 60%): sólo 43 Corporaciones Locales no han remitido sus cuentas; de estos, dos tienen más de 20.000 habitantes (Villajoyosa y Sueca) y tampoco presentaron las cuentas de 2006 y 2007.

Sin embargo, el documento también destaca el “incumplimiento generalizado de los plazos relativos al ciclo presupuestario“, de forma que solo el 13 por ciento de las entidades locales que han presentado cuentas aprobaron en plazo el presupuesto y su liquidación. El 17 por ciento elaboró la Cuenta General en plazo y el 35 por ciento antes de la fecha preceptiva. Un asunto que ya motivó una interesante reflexión del OCEX valenciano, que ya fue comentado en esta bitácora.

En su informe, la Sindicatura reitera la exigencia de un régimen sancionador que contemple medidas disciplinarias o sanciones económicas para quienes incumplan la obligación de rendir cuentas o de prestar el deber de colaboración en la fiscalización.

Plural: 5 comentarios en “Aumenta el agujero local”

  1. ¡Un mundo al revés!

    El pensamiento ingenuo ha colocado a los ayuntamientos como causa de todo el mal. Sì, resulta más fácil escupir para abajo que para arriba, porque sino nos caería nuestro propio escupitajo y resultaríamos evidenciados de nuestra propia acusación. Por lo tanto, ha resultado más cómodo acusar a los ayuntamientos de incumplimiento a la rendición de cuentas, de la falta de colaboración a la fiscalización, y su empeoramiento de su situación económica. Pero la situación no es privativa de España, la Secretaría de Hacienda y Credito Público de México ha alertado sobre el grave endeudamiento en los ayuntamientos mexicanos. Un agujero que aumenta no solamente en los municipios sino en los gobiernos estatales, y ¿porqué no también en el gobierno federal?

    Sì, es valida la extrapolación al conjunto nacional, en tanto se aborde las causas estructurales de una rendición de cuentas simulada, y en lo grave, omisa. En el fondo, gestiones públicas que permanecen ajenas al espíritu de la fiscalización. Luego entonces, ¿Por qué criticamos a los ayuntamientos cuándo deberíamos criticar a las instituciones rectoras que hacen posible la falta de una verdadera fiscalización?

    Quizá, tendríamos que ponernos nuevas gafas para observar que el mundo de la fiscalización está al revés.

    Me gusta

  2. Yo tiendo a pensar que no existe agujero, lo que sí que existen son gestores irresponsables y/o cobardes.

    En el sector local no hay crisis. Sólo hay menos ingresos.

    Cuando hay menos ingresos hay que reducir los gastos. Si no se reducen los gastos se es irresponsable.

    La reducción de gastos comporta efectos colaterales indeseables, como -el principal- son la pérdida de empleos.

    Si no se asume esto se está siendo cobarde y se le está dando las espaldas a la realidad….

    Y el tema no queda ahí…Si le damos las espaldas a la realidad vamos a incurrir en muchas responsabilidades, y va a haber un indicador que nos va a provocar enormes dolores de cabeza; la Tesorería de la Entidad local.

    Si no somos responsables no podremos cumplir con nuestros proveedores, con las entidades financieras (bloqueando por completo a la entidad), con la Seguridad Social o Hacienda, y/o con los propios trabajadores…

    Le podemos echar la culpa a quien nos dé la gana; a la crisis, al gobierno, a la Comunidad Autónoma, a la oposición, a la falta de medios, a los bancos, o al clima…Siempre da mucho juego, pero si somos de veras honestos tenemos que reconocer que cada uno -en su parcela- tiene mucho que hacer para que se adopten criterios responsables, aunque ello suponga o conlleve algunos efectos no deseables.

    Estos días se planteaba en una determinada entidad local que me comentaron llevar a cabo una modificación de crédito generada con mayores ingresos…mayores ingresos en un determinado concepto…a la persona encargada del control y la fiscalización le presionaban para que informara favorablemente la propuesta.

    Su respuesta fue muy clara a su interlocutor; si estuvieras en paro y tu cónyuge también, si no tuvieséis ingresos ni medios para sacar adelante a la familia, y te encuentras un billete de 500 euros, ¿lo empleas en financiarte un viaje de recreo?.

    Va siendo hora de incorporar a la mente de muchos gestores públicos, conceptos muy básicos de buena administración que cualquiera de nuestros ancestros tenían muy claros (la contabilidad del pincho):

    -en muchas ocasiones es más pobre quien más gasta, y menos pobre quien menos gasta,
    -no por gastar o dilapidar más se es más feliz, o se cubren mejor las necesidades,
    -es preferible ahorrar y después invertir en lo imprescidible, que endeudarse para inversiones no siempre necesarias.
    -gasto menos de lo tengo…ahorro para cuando haya menos,
    -cuido las cosas que tengo,
    -reutilizo todo lo reutilizable,
    -lo que se despilfarra no aprovecha a nadie.

    Y también va a siendo hora de que se percaten estos gestores, de que se den cuenta que los ciudadanos no valoran el despilfarro, el gasto excesivo, el gasto innecesario… en especial cuando ellos están pasando o viendo en otros verdaderas necesidades.

    …Creo que me he desahogado un poco.

    Me gusta

  3. El diario El Economista presenta hoy una noticia, que proviene de la propia Comunidad valenciana:

    Villajoyosa, primer municipio ahogado por la quiebra“.

    El Consistorio sigue la recomendación de la tesorera municipal, que aconsejaba en un informe “suspender los pagos a proveedores, excepto aquellos que la legislación considera prioritarios, en concreto los gastos de personal, los pendientes de ejercicios anteriores y los correspondientes a intereses y préstamos bancarios. Y, en todo caso, reanudar el pago de facturas en función de la mejoría de los ingresos”.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s