Todo lo que necesitas es un blog (o bitácora)

Jena fue matrona en la sanidad pública toda su vida profesional. Ayudó a nacer a miles de niños y, entre ellos, mis hijos. En sus clases de preparación al parto instruyó a madres y padres. No admitía escaqueos de maridos y allí resoplábamos los futuros padres, también de incipiente barriga, sin comprender porqué razón solidaria debíamos hacer los mismos ejercicios que ellas. Nadie osaba discutir pues el carácter de las matronas es sobradamente conocido. Se jubiló y está construyendo su página en Internet, un “blog” de consejos y debate sobre embarazos y partos, en una prolongación del servicio público que siempre ejerció. Como Jena hay millones de personas desinteresadas que comparten y contrastan sus conocimientos en lo que se viene llamando la Web 2.0.

¿Porqué un profesional escribe un blog especializado? Para intentar transmitir el conocimiento que se tiene en una determinada materia y encontrar respuestas a las cuestiones que resultan del diálogo con sus lectores, que también son autores y lectores de otros y, por tanto, el enriquecimiento es gratuito, mutuo y diario. Esta comunicación genera una comunidad virtual, redes sociales con grupos de lectores habituales interesados en la misma materia que permite estar al día de las principales novedades o cuestiones de nuestro interés. Los blogs han cumplido ya diez años.

Hay una reflexión universitaria que dice “no se sabe de un tema hasta que se escribe sobre él”. Pues bien, estas páginas profesionales tienen la virtud de obligarte a sistematizar un conocimiento muy especializado para poder contarlo todas las semanas, con los adecuados vínculos. No es gratis; muchos prefieren dedicar sus ratos de ocio al respetable entretenimiento de leer novela. Una vez creada la página hay que alimentarla y esto necesita tiempo. No sólo requiere esfuerzo para redactar las colaboraciones, sino para investigar por el ciberespacio y poder aportar las mejores fuentes.

Permítame afirmar que, esta práctica es frecuente entre los funcionarios públicos, consecuencia de su conciencia social y como una forma de retribuir a la ciudadanía. Se me dirá que los profesionales privados no pueden compartir sus conocimientos con los competidores y bastante tienen con sobrevivir en la jungla de nuestro mercado libre que, además, paga el sueldo de ambos.

Esta ética pública, orientando y creando opinión en temas más o menos espinosos, permite generar y compartir conocimiento. En el mundo académico son conocidas las redes y los espacios de aprendizaje pertenecientes a los profesores. Quienes aspiran a la excelencia docente incluyen en sus páginas personales la bibliografía, los exámenes, los criterios de corrección y atienden las consultas. Un lujo que sus alumnos saben valorar en las encuestas. Y aquí es obligada la referencia a la experiencia de “aulanet“, una herramienta puntera en la Universidad de Oviedo promovida por el profesor Rigoberto Pérez. En la vecina Universidad de León, Cristina Mendaña y Enrique López, promotores de “sicodinet“, me revelan el gran número de entradas que se producen en la madrugada, en época de exámenes. Hay quien atasca a las cinco de la mañana en una demostración, pide aclaración y tres horas después anula la petición de auxilio porque ya lo ha resuelto.

Los autores sabemos, con una sencilla herramienta, cuándo y dónde entran o salen sus usuarios. Yo también tengo mi propia página y me asombro de los pueblos recónditos desde la que se consulta. Reconozco que aprendo tanta geografía como informática ¡Tengo un lector en San Sebastián de la Gomera!.

La utilización de un blog por parte de un funcionario para hablar de temas de su sector de actividad es un ejemplo de vocación de servicio y mejora continua, pero debe ser prudente, aunque la gran mayoría no declaran su empleo. Rafael Chamorro nos recuerda, desde New York, que la función pública, “está sometida a la dirección política, y así es como debe ser. Pero muchas veces la discrepancia, por educada y razonada que sea, no está bien vista, y menos a través de un medio tan público como puede ser Internet”. Es un ejercicio de transparencia que despierta recelos en los poderes públicos, no tanto por la forma personalizada de relacionarse con la ciudadanía, como por la posibilidad que se da a ésta de replicar con anónima vehemencia. Enrique Dans resume y rebate con maestría estos argumentos.

En efecto, las páginas se diseñan para que los lectores, con suma facilidad, dejen en un recuadro un comentario que se incorpora con o sin autorización previa del propietario. Quien se acostumbra a este sistema tan participativo y luego lee el libro de papel echa de menos poder matizar o discrepar con el autor, con efectos inmediatos. Con frecuencia, los comentarios son tan enriquecedores como los artículos.

Los usuarios no necesitan peregrinar por todas las páginas “amigas” buscando posibles nuevos temas o comentarios. Basta utilizar un instrumento denominado “sindicación” que avisa con la rapidez que se precise y en una sola pantalla, del listado de modificaciones producidas en sus páginas habituales. Pregunte al amigo “enterao” como funciona eso del RSS y a sindicarse.

Alberto e Iñaki, funcionarios del Gobierno Vasco, a los que “ciberconocí” recientemente porque alimentan una sorprendente página titulada “Administraciones en red”, afirman que para ellos esta actividad tiene “implicaciones emocionales, derivadas del hecho de sentirte miembro de una comunidad de interés, de un grupo de locos que compartimos gustos y nos lanzamos ideas a la cara, sin formalismos ni protocolos”.

Para nuestro trabajo, la principal ventaja de estas herramientas es que las noticias llegan a la “ombligosfera” antes que a ningún otro medio, con puntos de vista variados, sin cuño oficial y expresadas por quienes tienen conocimiento e interés. Comparados con otros temas, los interesados en los asuntos públicos no son muchos. Pero la lengua castellana permite encontrar miles de entusiastas en América sobre cualquier asunto. Las páginas mejicanas, sin ir más lejos, son extraordinarias, con gran preocupación por la calidad del servicio y la atención al cliente. ¿Pueden conciliarse altos índices de corrupción con la revolución tecnológica? ¿Hay dos Méjicos? ¿Se crea una nueva élite? Aquí es muy importante el programa “OLPC“, el ordenador de los 100 dólares, que permitirá el acceso a las nuevas tecnologías en regiones menos desarrolladas. Aunque Internet posibilita la democratización de la información y de los conocimientos, mientras continúe la brecha digital, estos asuntos, como el buen vino, conciernen al sector privilegiado de la población. Así, con grandes diferencias territoriales, sólo el 41% de los hogares tenía conexión a Internet, en el segundo semestre del año 2006. Por eso, si usted ha llegado hasta el final de este artículo: ¡enhorabuena! Pertenece a la parte afortunada del planeta, que le interesan estos temas.

Para terminar, otro ejemplo de los nuevos tiempos, que muestra la utilidad de los blogs para cualquier objetivo: Belén y Jésica son dos modelos argentinas. Tienen 21 y 19 años, respectivamente y están presas en Barcelona. Con la ayuda de sus padres han creado una página con el subtítulo desgarrador “Que todo el mundo sepa que somos inocentes”.

Un extracto de este artículo ha sido publicado en el diario “La Nueva España” del 9 de marzo de 2007.

Burrico asturianu.

El Huesped, parroquia de Morcin (Asturias).

0 comentarios en “Todo lo que necesitas es un blog (o bitácora)

  1. migratoria

    Solo un instante, para dejar constancia de mi lectura de la última entrada en su blog, que, previamente, había leído en la Nueva España. Mis intereses: la poesía y la literatura, nunca me hubiesen conducido a su página, pero su artículo es digno de un aplauso.

    ¡Batir de alas!

    «Pregunto, y sé:
    la ignorancia, aquí y allí,
    es la clave del saber.»

    Ali Ahmad Said Esber
    ADONIS

    Me gusta

  2. Verdaderamente la blogosfera es un mundo sorprendente y lleno de posibilidades. Y, desde luego, también es muy diverso, porque los blogs se pueden utilizar para contar muchas cosas y muy diferentes, desde el que escribe las crónicas de los partidos de balonmano que juega su hijo los sábados por la mañana en el patio del colegio, hasta el directivo de una gran empresa que utiliza su blog como una herramienta de marketing. Entre ellos, hoy por hoy, abundan los tecnológicos, porque en internet todavía tienen bastante peso los aficionados a la informática y a la tecnología en general. Aunque tengo la impresión de que esto está cambiando y poco a poco se percibe una mayor presencia de otro tipo de contenidos y de intereses.

    Nosotros, por ejemplo, como señalas en tu artículo, somos un par de funcionarios que escribimos un blog sobre Administración pública y, en particular, sobre Administración electrónica. Yo digo que es un blog de conocimiento, porque pretendemos intercambiar experiencias, opiniones, ideas y, en definitiva, conocimiento sobre nuestra actividad profesional.

    La única matización que haría a tu artículo es que no tengo tan claro que “esta práctica es frecuente entre los funcionarios públicos“, si es que te refieres a la de escribir blogs. Es cierto que hay unos cuantos, pero a mi me parecen todavía muy pocos. Creo que tenemos muchas posibilidades de compartir ideas y de crear comunidades entre los numerosos funcionarios que hay, no sólo en el estado español, sino en toda la comunidad de habla hispana (un tercio de nuestra audiencia proviene de América latina). Tenemos mucho de qué conversar.

    Me gusta

  3. Gracias Iñaki. Es verdad que todavía son pocos los empleados públicos que mantinen un blog, en comparación con los que podrían. Muchos de mis colegas funcionarios, a raiz del mio, me han escrito y están pensando seriamente abrir el suyo. ¿qué les retrae? A unos la incertidimbre de su mantenimiento futuro (contenidos); a otros las dificultades de su desarrollo tecnológico. Calculo que he “envenenado” seriamente a media docena, en mi primer mes. No se puede detener. La gente quiere compartir conocimientos y, como sugiere migratoria en su atento comentario, la ignorancia es la clave del saber y ha concluido en correo privado que, “a los ojos de un profano puede parecer extraño que un profesional, en cualquier área, continúe, fuera de su horario laboral, con el mismo tema. A eso podría llamársele pasión, lo cual justifica ese precioso tiempo invertido“. Entre el profesorado universitario, con quien me crié administrativamente, es normal que uno viva su profesión intensamente. No podemos decir que fuera de su jornada laboral, porque su jornada es su vida. Pero, es verdad que hay funcionarios que realizan tareas aburridas o poco interesantes y, entonces, su bitácora será de poesía o ajedrez.
    Gracias.

    Me gusta

  4. Jesús

    Es probable que todavía no nos hagamos una idea de la revolución y posibilidades que va a depararnos esta ¿nueva? tecnología. Pero también hay que ser conscientes de sus peligros. Enterarnos de todo sin salir de casa, sin relacionarnos directamente, sin mirarnos a los ojos, sin….. Además muchas de las posibilidades que nos ofrece no sirven para nada. Para que quiero poder comprar una entrada de un teatro de Nueva York si vivo en la península y nunca voy a visitar la “gran manzana”. Nadie garantiza la veracidad de la información, por lo que es necesario conocer donde se puede entrar y donde no. Siempre recuerdo que la mayor empresa de auditoría del mundo de hundió al perder la confianza de los clientes. Ahora se están poniendo de moda los blogs, pero para qué sirve si no hay nada que aportar. Quién dijo que hablar cuatro idiomas, si no se tiene nada que decir, sirve para decir tonterías en cuatro idiomas. Espero que la red no acabe convirtiéndose (como alguna prensa) en una red cardíaca. A pesar de lo dicho hasta ahora, estoy convencido de que la red nos va a hacer más libres y en poco tiempo va a obligar a cambiar las reglas del juego de la “cosa pública”.

    Me gusta

  5. Helio Saul Mileski

    Olá! amigo Antonio,

    Realmente, internet se revela como un instrumento de comunicaçión que nunca hubieramos podido imaginar. Cuando inventaron el equipamiento de uso personal (micro-computador y laptop) hubo un salto tecnológico inmenso, posibilitando la creación de los blogs. Creo, inclusive, que, sin internet, no seria posible adoptar uno de los más importantes princípios del Estado moderno – la transparencia. Internet facilita y agiliza la divulgaçión de la informaçión y del conocimiento a un costo infinitamente menor que cualquer otro, posibilitando que todos puedan adquirir conocimiento y difundir conocimiento. Se dice, por esto, que la economia mundial en el terceiro milênio, deberá tener en internet un factor de primordial importância, en la medida que conocimiento, como circunstância imprescindíblel al desarrollo, cuesta caro, muito caro. Asi, los países pobres que no pueden utilizar sus parcos recursos en la aquisición de conocimiento, podrán hacerlo, a baixo costo, via internet. Vean, entonces, cuan importante es este instrumento de comunicación llamado internet. Posibilita que yo, aqui en el extremo sur do Brasil, pueda, practicamente em tiempo real, conocer de las excepcionales opiniones efectuadas en este tu artículo, ahí en Asturias, en Espanha, pudiendo, al mismo tiempo, tambiém emitir opinión sobre lo que fue escrito. Fantástico, esto sería inimaginable pocos años antes. Siendo así, te felicito por esa genial idea de crear un blog (bitácora) y escribir sobre vuestiones especializadas, herméticas para el gran público, en el sentido de buscar la difusión de esta importante actividad pública, que es la funçión del control.
    Parabéns e um grande abraço desde Porto Alegre, RS, Brasil.

    Helio Saul Mileski

    Me gusta

  6. Ana

    Antonio, desde aquí, mi mas sincera felicitación a tus ganas de compartir las cosas relacionadas con la “cosa pública”. Soy una convencida de la importancia del blog en el mundo actual, desde la sinceridad -como creo que es tu planteamiento- se puede llegar muy lejos, abrir caminos y demostrar que no todos los funcionarios son personas dedicadas a cumplir su horario y nada más. Hay mucho seta, pero también hay personas estupendas. Ánimo y adelante con el esfuerzo.

    Me gusta

  7. Ya que me dedico a los temas tecnológicos en República Dominicana, he de decir que tu artículo sobre los blogs me parece muy didáctico y refleja perfectamente el sentido tan especial que está tomando en nuestras vidas la facilidad de comunicación que se nos brinda en Internet. Siendo español, me ha permitido venir a RD a desarrollar una carrera profesional sin desconectarme de mi país, familia y amigos. Ahora con los blogs, cobra sentido la facilidad de discusión y debate de los temas del día a día, así como el compartir conocimientos y experiencias. Felicidades por tu iniciativa. Yo pronto abriré mi blog. Me has dado envidia.

    Me gusta

  8. migratoria

    ¿En este siglo XXI qué sería de nosotros sin Internet, que nos mantiene próximos a seres queridos, tan lejanos. Sin esta realidad interestelar, donde cada uno encuentra tantas cosas que le enriquecen al otro lado del misterioso espejo?

    Claro que hay personas de enorme valía en la administración pública —que los árboles no nos impidan ver el bosque— pero me resultó sorprendente, casi insólito, que un funcionario público se ‘proyectase’ en un blog. Adelante, con idéntico entusiasmo.

    Cordiales saludos.

    «Le ministère des Finances devrait s’appeler ministère de la Misère puisque le ministère de la Guerre ne s’appelle pas ministère de la Paix.»
    Jacques Prévert

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .