Cuentas locales de Galicia

La semana pasada se presentaban al Parlamento de Galicia dos informes sobre el sector local correspondientes al ejercicio 2006. El primero referente a la Cuenta General del sector Local y el segundo de fiscalización de la documentación rendida. Ambos agregados reiteran las deficiencias que presenta la contabilidad local.

Mapa-rendicion-GaliciaDe todas las anomalías señaladas, hay una que se produce año tras año. Se trata de la gran cantidad de Entidades Locales que rinden cuentas tardíamente o simplemente no rinden. En el mapa adjunto puede verse gráficamente el resultado en la Comunidad gallega. En verde quienes han rendido en plazo, en amarillo quienes rindieron  fuera de plazo, pero antes del 31 de diciembre de 2007; y en rojo quienes en esa fecha no las habían presentado. El porcentaje de concellos que rinden cuentas en plazo venía creciendo en los últimos años, hasta llegar al 55% en 2005. El informe constata, en las Cuentas Generales del año 2006, que este porcentaje disminuye al 36%. Debemos recordar que ese ejercicio entró en vigor, para toda España, la nueva normativa presupuestaria de las Entidades Locales, con nuevos requisitos formales. Sin embargo, parece que el sistema de rendición telemática de cuentas produjo diversas incidencias que retrasó la rendición en plazo.

Aprobar las cuentas …

Esta situación ya ha sido comentada en esta bitácora con ocasión de declaraciones de presidentes de OCEX que pedían sanciones o limitación en el acceso a subvenciones. En este sentido, Angela Moura, en su ponencia del II Congreso Nacional de Auditoria del Sector Público nos recuerda que el actual procedimiento no contempla la rendición de las cuentas no aprobadas por el Pleno municipal.

Para superar esta carencia, el Tribunal de Cuentas viene considerando rendidas las cuentas formadas, que hayan sido sometidas a los trámites preceptivos y se hayan presentado a la aprobación del Pleno de la Corporación, aunque éste no las apruebe; solicitándose en estos casos que se acompañen de una certificación que recoja las circunstancias que motivaron la no aprobación.

En relación con lo anterior, la Moción sobre rendición de cuentas del subsector local, aprobada por el Pleno del Tribunal de Cuentas el 30 de abril de 2003, propuso sin éxito, la modificación del procedimiento actual de aprobación de las cuentas de las Entidades locales, de forma que se superasen las actuales dificultades que se producen como frecuente consecuencia de la falta de coincidencia entre el responsable de rendir las cuentas (el Alcalde) y el órgano competente para su aprobación (el Pleno).

Aún queda una vía práctica por explorar, por parte de la sección de enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas, y apuntada por su fiscalía, cual es considerar la ausencia de rendición como falta de justificación de los caudales públicos a efectos de determinar la exigencia de la correspondiente Responsabilidad Contable

 

El problema real

Más de un lector de esta bitácora estará pensando que el verdadero problema que deberán afrontar este año los Ayuntamientos españoles será cuadrar el presupuesto para 2010, ante la continua caída de la recaudación (local y estatal) que les ha situado “en una posición dramática”, según la presidenta de la Federación Valenciana de Municipios, Elena Bastidas, al reconocer que inmensa mayoría de los ayuntamientos están abocados a hacer una refinanciación de la deuda y con la crisis en el sector financiero no todos los bancos están dispuestos a ofrecer condiciones ventajosas, por lo que se limita o anula la capacidad de inversión pública con el propio presupuesto de ingresos.

El objetivo es lograr del Estado una “financiación puente”, hasta alcanzar el acuerdo definitivo del nuevo modelo de financiación local y evitar que los alcaldes se sienten en la mesa de negociación presionados por las urgencias derivadas de un descenso de sus ingresos. Por lo pronto, ya se anuncia para el último trimestre de este año un proyecto de Ley del Gobierno Local, que inicie su tramitación parlamentaria en el primer periodo de sesiones de 2010. Pero volvamos a Galicia.

 

Principales conclusiones del Informe

El Consello llama la atención sobre el incumplimiento generalizado de los plazos, no sólo en la aprobación de los presupuestos sino en su liquidación y rendición. Con carácter general, los presupuestos de las entidades locales son aprobados y publicados fuera del plazo establecido en el artículo 169 del TRLRHL. En concreto, sólo el 10,48% de los Concellos de Galicia aprobaron en plazo sus presupuestos de 2006. 

Eso por no mencionar que, con demasiada frecuencia, no se acompañan al presupuesto general la totalidad dos anexos y la documentación prevista en los artículos 164 a 166 del TRLRHL. Del resto de irregularidades destaco las siguientes:

  • No se remite la relación autorizada por el interventor, de las modificaciones de crédito realizadas detallando la fecha de aprobación, clase de modificación e importe, conforme se establece en las ICAL.
  • Se registra un elevado número de modificaciones de crédito en las distintas entidades, lo que evidencia la utilización de una deficiente técnica presupuestaria; así como la ausencia de registro de las modificaciones realizadas en los estados de ingresos.
  • Se produce el incumplimiento del principio de equilibrio presupuestario contemplado en la Ley 18/2001.
  • Con frecuencia la documentación de la Cuenta General rendida en soporte papel por las entidades locales no se presenta encuadernada, ordenada, foliada y diligenciada.
  • No se remite información complementaria relativa a: certificación de entes dependientes, certificación de expedientes de reconocimiento extrajudicial de créditos, relación de contratos formalizados, relación de convenios suscritos y subvenciones recibidas.

En definitiva, se incumple con demasiada frecuencia el procedimiento formal de aprobación y rendición de las cuentas, cuyo  plazo (16 de octubre de 2007) previstos en los artículos 212 e 223.2 del TRLRHL, se lograron únicamente por el 32,08% de las entidades locales básicas de la Comunidad Autónoma, mientras que el 18,55% estaban fuera de plazo pero las remitieron antes del 31 de diciembre de 2007, fecha en la que el 49,37% no había rendido ningún tipo de cuentas del ejercicio 2006.

Respecto a los problemas contables del contenido rendido al Consello de Contas de Galicia, podemos resumir los siguientes:

  • No coincidencia del saldo de la cuenta de resultados con el presentado en el balance de situación.
  • No proceder al ajuste del resultado presupuestario de acuerdo con lo previsto en el artículo 97 del RD 500/1990, do 20 de abril.
  • No cuantificar en el remanente de tesorería los saldos de dudoso cobro, o hacerlo de forma claramente insuficiente.
  • No cuantificar el remanente afectado.
  • Existencia de remanentes de tesorería para gastos generales negativos, lo que obliga a proceder conforme al artículo 193 del TRLRHL.
  • Existencia de ahorro neto negativo en el ejercicio, lo que obliga (art. 53.1 del TRLRHL) a la aprobación por el Pleno da Corporación de un plan de saneamiento financiero.
  • Existencia en el balance de situación de cuentas con saldos contrarios a la naturaleza de las mismas.
  • Falta de la firma del Secretario de la Entidad local en la certificación de la información adicional requerida, cuando se rinde la cuenta en soporte informático.
  • Errores importantes en la generación de archivos en formato .xml por parte de las entidades locales, que evidencian una falta de correspondencia entre dichos datos respecto a los reflejados en los documentos en formato .pdf.

Tendencias hipermodernas en rendición de cuentas

Para terminar, conviene una reflexión más allá de nuestro leguleyo escenario. Nada mejor que preguntarnos ¿Qué se hace el las ciudades más avanzadas del mundo, respecto a la rendición de cuentas? Pues, por ejemplo, Nueva York presenta la Agencia de informes de performance, que es el órgano de la ciudad de Nueva York para el seguimiento del rendimiento global de la ciudad.

En su web, que hemos conocido gracias a Rafa Chamorro, los neoyorquinos pueden saber, en tiempo real y continuo, un gran cuadro de mando, una colección de medidas de desempeño crítico sobre las 40 agencias de la ciudad, mediante una herramienta fácil de utilizar y encontrar, en cada momento, los indicadores de los servicios que le interesen para revisar las estadísticas que resumen cómo el gobierno está gestionando las diferentes áreas, analizando sus tendencias a largo plazo.

Mirad como lo dice Chamorro: “la web permite conocer, por ejemplo, si la ciudad está más limpia, si ha aumentado el crimen o los libros prestados por las bibliotecas públicas. Un código de colores directamente interpretable (rojo, blanco y verde) nos permite ver si los indicadores mejoran o empeoran. Una herramienta muy útil para comprobar la eficacia de los servicios públicos” …

Cuadro de mando de Nueva York