Universidad francesa

La noticia del diario “El economista” de hoy pone de relieve las dificultades de la Universidad Pública europea para cumplir la Estrategia de Lisboa (revisada). El presidente francés vende ese 3% del grupo eléctrico estatal, por 5.000 millones de euros, para financiar el plan de renovación inmobiliario del sistema público universitario. Su intención lograr “los campus más bellos y locales dignos de ese nombre”, dice Sarkozy.

El Estado francés es propietario del 87% del accionariado de EDP y la ley francesa permite reducirla hasta el 70%. La prensa gala había resaltado la semana pasada la penosa situación en que se encuentran los edificios públicos universitarios, en medio de una importante revuelta estudiantil. “Un 27% de los inmuebles no cumplen las normas de seguridad y la mayoría están saturados, mal mantenidos e insalubres” dice un avance del informe solicitado por la Ministra Valérie Pécresse.

La noticia de la inyección financiera parece que ha sido bien acogida por los rectores que acaban de estrenar una nueva Ley de libertades y responsabilidades de las universidades.

En España, la implantación progresiva del Espacio Europeo de Educación Superior pone sobre la mesa la necesidad de reestructurar el sector universitario y garantizar su financiación en base al documento elaborado por la Comisión del Consejo de Coordinación Universitaria- ver. y que , en principo había sido aceptado por el Ministerio. Las comunidades Autónomas, responsables de esta competencia, han aprobado planes plurianuales de financiación para superar el 1% del PIB.

Por ejemplo, en Andalucía, que acaba de aprobar una Ley de la Ciencia, la Junta y las universidades firmaron un nuevo modelo de financiación para el período 2007-2011 que recoge una aportación inicial del 0,96% del PIB. El objetivo al final del período es alcanzar un montante global para las universidades andaluzas del 1,5% del PIB, del que el 70% será aportado por la propia Junta, lo que implica que ya en el 2011 se superará este 1%.

Más ambiciosos es el proyecto de Cataluña, con la mejor financiación por alumno, según el informe de la Conferencia de Rectores. La Generalitat proyecta incrementar anualmente el presupuesto de sus universidades, en 403 millones adicionales hasta el año 2010.

Por parte de los poderes públicos, se demanda mayor transparencia, un reto que ha sido aceptado por los representantes de los Rectores, que insisten en la necesidad de suplementar la financiación.